J Balvin proclama las bondades del reguetón


El cantante J Balvin no solo puede presumir de haberse convertido, a base de trabajo y esfuerzo, en uno de los artistas con mayor proyección internacional del momento, sino también de ser uno de los pocos intérpretes del controvertido género del reguetón que no ha sido objeto de críticas por el carácter supuestamente machista de las letras que componen algunos de sus temas más distintivos.

Por eso, el intérprete colombiano se ha apresurado a reivindicar su fulgurante carrera como ejemplo de que este estilo no tiene por qué ir necesariamente aparejado a un trato degradante para las mujeres o a mensajes que convierten a las féminas en meros objetos de deseo, ya que en su caso él siempre se ha esforzado por conseguir que sus temas gusten al público general y por transmitir con ellos la “honestidad” de sus principios.

“Mis letras son sexys, pero no vulgares. No hay necesidad de hacer música vulgar. Mi idea es llegarle a todo el público. Sin discriminar ni raza ni edad. Un niño puede escuchar las letras y que él y el padre de familia se sientan cómodos. Saben que mi mensaje no va a ser nada negativo”, explicó en una entrevista al diario argentino Clarín, antes de recordar que el éxito del reguetón, al margen de la polémica suscitada por algunos artistas, es incontestable.

“Hay una percepción errónea del género. Es el más escuchado a nivel mundial, el más demandado, el que más mueve masas. Si ves el listado de Billboard latino, los top 3 son reguetón”, añadió en la misma conversación.

La defensa que hace de un reguetón que, sin renunciar a proyectar sensualidad, se vea caracterizado por un enfoque más sofisticado y ejemplarizante no significa que el intérprete reciba con hostilidad las propuestas de otros compañeros de profesión, como su compatriota Maluma, que han sido fuertemente criticados por el contenido explícito de sus letras. De hecho, J Balvin se ha apresurado a alabar su último sencillo, ‘Chantaje’, y el significativo papel que en él juega Shakira.