Atribuyen asesinato de once personas en México a un “ajuste de cuentas”


La fiscalía del estado mexicano de Hidalgo atribuyó a un “ajuste de cuentas” el ataque perpetrado la madrugada del jueves en el que murieron once personas por heridas de arma blanca.

“Se puede presumir que se trata de un ajuste de cuentas (entre criminales)”, dijo en rueda de prensa el fiscal de Hidalgo, Javier Ramiro Lara, quien indicó que los atacantes llegaron al domicilio de un hombre, identificado como Rubén, en el municipio de Tizayuca para asesinar a la familia.

El grupo llegó a la vivienda de Rubén, con antecedentes penales y que estuvo recluido en una cárcel del Estado de México por secuestro, cuando festejaba el cumpleaños de su hija menor junto con familiares y amigos cercanos, según la fiscalía.

Lara detalló que las once víctimas mortales (siete mujeres y cuatro hombres, dos de ellos menores) presentaban heridas por arma blanca, “ninguno por proyectil de arma de fuego”.

Uno de los fallecidos “portaba una credencial que lo acredita como personal operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México”, mientras que una de las mujeres asesinadas fue acusada de ingresar en una prisión con marihuana, indicó.

Además, dijo, cuatro menores sobrevivieron al ataque y fueron puestos bajo la seguridad de familiares.

El fiscal se comprometió a una investigación que permita esclarecer los hechos y dar con los responsables de este ataque sin precedentes en ese estado ubicado en el centro de México.