El Gobierno de México renueva bono para enfrentar catástrofes


El Gobierno mexicano concluyó la renovación de un bono para fortalecer los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que por primera vez será emitido por el Banco Mundial, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El bono catastrófico Fonden 2017 estará vigente por 3 años y brindará una cobertura conjunta de 360 millones de dólares: 150 millones de dólares para sismos, así como 100 y 110 millones de dólares para huracanes que impacten las costas del Océano Atlántico y Pacífico, respectivamente”, indicó el organismo en un boletín.

El bono es una cobertura permite aumentar los recursos del Fondo para la atención de situaciones de emergencia y reconstrucción de infraestructura pública federal, estatal y municipal.

“Así como vivienda en situación de pobreza, causada por los efectos de sismos y huracanes de alta intensidad que pudieran afectar el territorio mexicano”, agregó el texto.

Al igual que en los mecanismos anteriores, el pago de indemnizaciones del bono catastrófico al Fideicomiso Fonden se activará con base en parámetros de intensidad, por lo que no se requiere la valuación de daños para la activación del pago.

El bono, emitido por el Banco Mundial, cubre huracanes (a partir de intensidad categoría 4 en la escala Saffir-Simpson) o terremotos (a partir de magnitudes de 7,8 en la escala de Richter).

El bono cubre todas las costas del país en caso de huracanes, así como todas las regiones sísmicas relevantes del territorio nacional.

Esta es la cuarta ocasión que México utiliza bonos catastróficos como estrategia de administración de riesgos.

Hubo una colocación inicial en 2006 y renovaciones e innovaciones a los mecanismos en 2009 y 2012. Además de la actual, en la que el Banco Mundial emite por primera vez este bono.

“A través del bono catastrófico, México fortalece sus mecanismos de protección y el manejo financiero de riesgos catastróficos para contar con una estrategia integral de mitigación y estabilización ante el impacto de los desastres naturales”, concluyó el texto.