Hay “obsesión” en algunos países por controlar o limitar a la mujer: ONU


Ginebra. (Notimex).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Ra’ad de Zeid Al Hussein, denunció que existe en algunos países la “obsesión” por controlar o limitar a la mujer.

En un comunicado en ocasión del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo, de Zeid elogia los movimientos y marchas que realizan las mujeres en muchas partes del mundo para exigir el respeto a sus derechos, sin embrago lamentó que esto no sea una realidad global.

El Alto Comisionado lamentó que algunos países presenten propuestas que atentan contra los derechos ya conquistados de las mujeres, y subrayó que “esas medidas perjudican a toda la sociedad.

“Existe una nueva obsesión por controlar y limitar las decisiones de la mujer sobre su cuerpo y su vida, bajo el pretexto de respetar las tradiciones y en base a la idea de que su función social debe confinarse a la reproducción y a la familia”, destacó.

Consideró alentador que las mujeres están movilizando en masivamente para pedir sus derechos sean respetados o que busquen cambio legislativos para penalizar algunos derechos sexuales y reproductivos y lucha contra el feminicidio.

“En la India, hemos visto las protestas de las mujeres contra la violencia sexual y los movimientos para recuperar espacios públicos. Es tiempo de unirnos para proteger los importantes logros del pasado y mantener un impulso positivo”, indicó.

Sin embrago, de Zeid consideró “extremadamente preocupante” el reciente desmantelamiento de leyes en Bangladesh, Burundi y Rusia, que debilitan los derechos de la mujer contra el matrimonio infantil, la violación conyugal y la violencia doméstica.

El Alto Comisionado mencionó los casos de varios países, entre ellos, El Salvador, República Dominicana, Honduras y Nicaragua, donde los esfuerzos de dirigentes políticos y de la sociedad civil para garantizar el acceso, en ciertas circunstancias, a los derechos sexuales y reproductivos se enfrentan a una enérgica resistencia.

“Las medidas regresivas de ese tipo tienen efectos devastadores, afirmó Zeid y como ejemplo de esto citó una mayor mortalidad materna, más embarazos no deseados y menos jóvenes que concluyendo sus estudios, con la repercusión económica que eso implica.

El funcionario de la ONU Llamó a la unidad para proteger las conquistas del pasado y mantener el ímpetu en la lucha por los derechos de la mujer y celebró el éxito del movimiento “Ni Una Menos” alcanzado en Argentina, Uruguay, Chile, México y Perú, que combate el feminicidio y la violencia contra la mujer.

“Algunos países de la región siguen registrando los índices más altos de esos asesinatos, así como ataques a lesbianas, bisexuales y transgéneros”, señaló con pesar el Alto Comisionado de la ONU.