Tratamiento acondicionador de papaya para un cabello hermoso y saludable


Las mujeres que notan que su cabello comienza a lucir opaco y seco suelen buscar tratamientos reconstructivos que, en poco tiempo, ayuden a darle un aspecto saludable.

En el mercado existe una amplia variedad de líneas cosméticas cuyos productos ofrecen maravillosos efectos en cuestión de días.

No obstante, la mayoría suelen ser bastante costosos y están elaborados con sustancias químicas que no siempre le caen bien al cuero cabelludo.

Debido a esto muchas han preferido volver a utilizar ingredientes 100% naturales a través de la preparación de tratamientos hidratantes y nutritivos.

Y es que, aunque las recetas han perdido fama, muchas continúan vigentes como excelentes opciones para abrillantar la melena y combatir los daños.

Este es el caso de una mascarilla acondicionadora de papaya cuyas propiedades ayudan a conseguir una melena hermosa y saludable.

A continuación te contamos cuáles son sus beneficios y cómo puedes prepararla para consentir tu pelo en casa.

Tal y como ocurre con los tratamientos acondicionadores comerciales, este producto natural tiene la función de reparar las fibras de pelo dañado y proporcionarle un extra de nutrición al cuero cabelludo.

Su ingrediente protagonista es la papaya, una fruta rica en vitaminas A y C, antioxidantes y minerales esenciales que apoyan el crecimiento saludable del pelo mientras le dan brillo y suavidad.

Su alta concentración de papaína, una poderosa enzima, regula la producción de aceites e impide el exceso de sebo y la caspa en el cuero cabelludo.

Para preparar este tratamiento acondicionador de papaya debes procurar elegir ingredientes 100% orgánicos y libres de pesticidas.

Consigue una papaya bien madura, ya que la verde no concentra tantos nutrientes y compuestos hidratantes.

En lo posible, prepara tú misma la leche de coco, ya que algunas de las presentaciones comerciales no contienen las mismas propiedades de la versión natural.

Recuerda elegir miel de abejas pura, pues algunas pueden estar alteradas con azúcares refinados.