82°F
weather icon Partly Cloudy

Happy Place trae un domo de confeti, unicornios, hoyos de pelotas y más a Las Vegas

Galletas con chispas de chocolate y dulces apilados en torres, baños de burbujas, pozos de pelotas y flores brillantes amarillas.

Si suena como una versión millennial de “My Favorite Things”, es por una buena razón.

La experiencia de entretenimiento envolvente Happy Place abrirá en The Shoppes at Mandalay Places el viernes, y tiene la intención de capturar todas las cosas felices en un lugar iluminado e hiper-fotogénico.

“Noté que la gente comenzaba a considerar este tipo de cosas como una forma de entretenimiento”, destacó el fundador Jared Paul. “Pensé que si hubiera un lugar, si tuviera un objetivo, era poner una sonrisa en los rostros de las personas”.

Paul (cuya compañía Faculty administra grupos de música como New Kids on the Block) observó que las aplicaciones de redes sociales como Instagram alteraron constantemente el espectro de entretenimiento.

“Soy padre de tres hijos en Los Ángeles y nos gusta ir a museos”, dice Paul. “Comencé a ver esto emerger en los espacios de museos. Un museo tenía un cuarto de lluvia donde la lluvia caía a tu alrededor. Las habitaciones infinitas Kusama eran grandes. En eventos en vivo, las marcas implementaron experiencias envolventes para su marketing”.

Identificó las atracciones de experiencias envolventes como una nueva forma de entretenimiento independiente, y la “felicidad” como un tema que podría evolucionar para adaptarse a múltiples ubicaciones.

Paul abrió su primer Happy Place en Los Ángeles en 2017, un año después de que Museum of Ice Cream abrumara a las redes sociales con sus habitaciones con temas de dulces y fondos listos para selfies.

A partir de ahí, Happy Place se mudó a una segunda ubicación de Los Ángeles, Toronto, Chicago y Boston antes de establecer una nueva residencia semi-permanente en el Strip.

Happy Place funciona como un recorrido autoguiado a través de una docena de espacios interactivos que invitan a los huéspedes a jugar, oler, saltar y tomar fotos.

La primera habitación está inspirada en dulces, con una pared de dispensadores de chicles y caramelos M&M’s con caras sonrientes.

La siguiente habitación permite a los visitantes hacer ángeles de nieve con confeti, y la habitación de al lado huele a galletas recién horneadas.

En una sección, los visitantes pueden escalar para entrar en un campo de flores doradas. Otra presenta un baño de burbujas rodeada de un sinnúmero patitos de goma.

El espacio final es un patio de ensueño con una cúpula que envía confeti al aire y un hoyo con forma de olla de oro.

El patio trasero también presenta toques únicos en su entorno de Las Vegas, que incluye una carpa de gran tamaño que dice “Las Vegas me hace feliz” y una máquina tragamonedas con un tobogán estilo patio de recreo.

En 2017, mientras el establecimiento apenas atraía al primero de sus 750 mil visitantes, Paul ya estaba pensando en abrir una sucursal en Las Vegas.

“La gente viene a Las Vegas en busca de entretenimiento”, comenta. “Hay una gran cantidad de opciones desde las 8 p.m. y en adelante, pero no tanto durante el día”.

El otro aspecto que Paul cree que distingue a Happy Place es que está abierto a todas las edades.

Mientras que las exhibiciones de Happy Place usan colores brillantes y accesorios llamativos para hacer fotos bonitas, Paul insiste en que es la interacción (no Instagram) lo que hace feliz a Happy Place.

“Hay tantas cosas en Happy Place que no puedes experimentar a través de las redes sociales”, afirma Paul. “No se puede oler una galleta con chispas de chocolate a través de Instagram”.

Los boletos están disponibles en happyplace.me por $35 para adultos y $28 para niños de cuatro a 12 años. Los niños de tres años y menores entran gratis. Tarifas con descuento disponibles para grupos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.