La reforma, a medio camino

La ciudad de Las Vegas fue centro de atracción nacional esta semana a raíz de la expectativa generada por lo que será el inicio del debate de la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, tras su aprobación en el senado, con la visita del senador Harry Reid y del congresista Luis Gutiérrez, ambos reconocidos defensores de la propuesta, quienes expusieron sus puntos de vista e informaron sobre el proceso.

El senador y líder de la mayoría, Harry Reid y el Congresista Luis Gutiérrez reiteraron una vez más su apoyo a la aprobación de la Reforma Migratoria en un mitin realizado el lunes 1 de julio en las instalaciones del Unión Culinaria 226. Esto sucede justamente días después de que el Senado aprobara con 68 votos a favor y 32 en contra el proyecto de ley que ampararía a más de 11 millones de indocumentados que viven en los Estados Unidos.

“Tenemos un proyecto de ley bipartidista que no es perfecto, pero es muy bueno”, expresó el senador Reid ante una audiencia de más de 200 personas.

“Estamos a mitad del camino y todavía nos falta mucho que recorrer”, aclaró.

“John Boehner no puede obstaculizar este camino porque es lo que desean los estadounidenses y es lo que demandan”, aseveró Reid.

El proyecto indica que quienes sean autorizados entrarán en un estado de inmigrante provisional (RPI) por espacio de 10 años, al término de los cuales podrán gestionar la residencia legal permanente y tres años después tramitar la ciudadanía. Los llamados Dreamers y trabajadores del campo tendrán una vía de acceso rápido y podrán conseguir la residencia en la mitad del tiempo.

Reid dijo que la aprobación de este proyecto de ley ayudaría a reducir la deuda en $1 billón y mejoraría la economía del país.

Por su parte el Congresista por Illinois, Luis Gutiérrez (D) expresó de manera contundente que lucharán por conseguir la anhelada reforma y no dar marcha atrás.

“Estamos cansados de la criminalización y la victimización de los inmigrantes”, expresó al público. “La reforma integral de inmigración no es un tema demócrata o republicano; es un problema estadounidense”.

“Estamos a la mitad del partido y el equipo pro-reforma, pro-justicia, pro-economía y pro-seguridad está adelante por varias metas cumplidas. Pero ahora el turno es de la Cámara de Representantes donde los políticos generalmente solucionan los problemas en términos de las prioridades de la mayoría republicana”, afirmó Luis Gutiérrez.

De igual manera el congresista Gutiérrez ejemplificó con el trabajo del liderazgo demócrata en el Senado, el cual elogió por no inclinar la balanza solo a los argumentos que ellos defendían en cuanto a la reforma migratoria, sino que también cedieron ante algunas peticiones más estrictas exigidas por los republicanos más conservadores con el único propósito que realmente pase una reforma migratoria.

“La solución que el líder de la mayoría en el Senado Harry Reid ayudó a guiar no es una solución demócrata o una solución republicana, es una solución para Estados Unidos.

El líder en la Cámara debe permitir que avance la voluntad de la Cámara de Representantes y no solo la voluntad de un sector anti-inmigrante del partido republicano”, aseguró Gutiérrez, quien además es el que lidera el “Grupo de los Siete Fantásticos”, encargado de presentar un proyecto de ley en esta instancia legislativa.

Explicó que será difícil alcanzar la aprobación en la Cámara de Representantes pero no imposible.

“Hay que recordar que los trabajadores tienen sus derechos hoy pero tuvieron que trabajar ferozmente por ellos o las mujeres por sus derechos de igualdad”, ejemplificó el Congresista demócrata. “Todo tarda pero al final de cuentas todo se logra, este es el momento de culminar nuestra lucha”.

El presidente de UNITE HERE D. Taylor manifestó que, “Nuestro sindicato está plenamente comprometido con la reforma integral de la inmigración.”

El mitin contó con la presencia de políticos como la Congresista Dina Titus, las asambleístas Irene Bustamante y Lucy flores, así como los Senadores Mo Denis y Rubén Kihuen y el Secretario de Nevada, Ross Miller. Además de líderes sindicales como la presidenta de la Unión Culinaria 226, Geoconda Argüello Kline y el presidente de UNITE HERE D. Taylor, entre otros invitados especiales.

Taylor sostuvo que “nuestro sindicato está plenamente comprometido con una reforma migratoria integral y seguiremos en esa lucha”.

Los oradores hicieron hincapié en que la legislación del Senado fue gracias a un acuerdo bipartidista, al apoyo recibido por sindicatos, organizaciones en pro de la reforma, trabajadores, empresarios y a la comunidad.

 

Presión nacional

Inmediatamente se conoció la aprobación del proyecto que abre un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, el presidente Barack Obama, senadores demócratas y organizaciones comunitarias pidieron a la Cámara de Representantes que debata y apruebe un plan similar, sin contratiempos. El presidente quiere que la Cámara Baja le envíe cuanto antes una ley de reforma migratoria para firmarla y dijo que hay tiempo suficiente para hacerlo antes del receso del congreso de agosto. El senador Bob Menéndez (D-Nueva Jersey), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el anteproyecto, fue un poco más pesimista al decir en declaraciones al periodista Jorge Ramos, en Al Punto, que la ley podría estar hacia el otoño. El líder de la mayoría en el senado, Harry Reid (D_NV), dijo que el plan será aprobado si “nuestros colegas en la Cámara de Representantes por fin le dicen no al Tea Party y se unen al Senado en esta oportunidad única de arreglar este sistema (de inmigración) que no funciona”. Reid ha dicho que espera que la reforma migratoria se convierta en ley en el verano.

El plan S. 744 probado por el Senado se basa en un fuerte componente de seguridad fronteriza e incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que se encuentran en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011, carecen de antecedentes penales, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), paguen impuestos y cancelen multas. De la seguridad fronteriza, el anteproyecto establece un presupuesto de $30 mil millones para incrementar la seguridad, la contratación de 21 mil nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza (Border Patrol), la construcción de 700 millas de vallas fronterizas, la implementación obligatoria del E-Verify, tecnología de punta para poner fin al cruce indocumentado y un sistema biométrico que verifique el ingreso y salida de extranjeros. El liderazgo de la Cámara, sin embargo, ha advertido que no debatirá el plan aprobado por el Senado y que someterá a discusión su propia versión. El ala ultraconservadora del partido republicano mantiene la postura esgrimida desde 2005 de negar la legalización de los indocumentados, un paso que tilda de “amnistía”. De otra parte, la directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, dijo que el voto en el Senado a favor de una reforma migratoria con sentido común constituía un “voto bipartidista sólido”, y señaló que el Senado “cumplió con el pueblo americano, lo que nos lleva a un paso crítico más cerca de arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona”. El Consejo Nacional de La Raza (NCLR), dijo que el voto en el Senado “representó un logro increíble para todos aquellos que han trabajado tan arduamente para traer una solución a nuestro sistema roto de inmigración después de décadas de debate polémico”. “Mientras que entendemos que este proyecto de ley está lejos de lo que consideramos ideal, el Senado ha dejado claro con su apoyo que un esfuerzo bipartidista y comprensivo que incluye un camino hacia la legalización y crea un sistema moderno para el siglo 21 es deseable y alcanzable,” destacó Janet Murguía, Presidenta y Gerente General del NCLR.

Dreamers de Las Vegas

Uno de los dreamers que se ha vuelto un icono de estos jóvenes ha sido la activista Astrid Silva, quien llegó a este país a la edad de 4 años y no conoce otro país que los Estados Unidos.

Durante el anuncio de la aprobación en el Senado, Reid hizo referencia al caso de Silva.

“Astrid no se acuerda de su país natal, México. Pero si recuerda el día en que lo dejo atrás. Astrid lloró mucho porque lo único que se pudo traer con ella fue su cruz bautismal y una muñeca. Su madre lloro porque aunque el río era angosto, la corriente era rápida. Pero madre e hija sobrevivieron el cruce, se saltaron la cerca fronteriza y comenzaron su nueva vida en los Estados Unidos”, explicó una aparte de su discurso.

“Astrid decidió que era hora de alzar su voz. Era hora de salir de las sombras y compartir su historia. Era hora que Astrid le digiera a sus amigos, a sus colegas y a su comunidad que era una inmigrante indocumentada”.

“Así que alzo su voz. Compartió su historia. Y me escribió la primera de muchas cartas, postales y notas. Y he apreciado cada una de ellas. Son un recordatorio de lo que está en juego en este debate”, manifestó Reid.

Para Astrid y su mamá Bárbara fue un gran paso la aprobación del proyecto de reforma migratoria en el Senado con esto vislumbran una luz de esperanza al final del túnel, pero que no se debe bajar la guardia.

Esto es parte de todo nuestro esfuerzo de muchos años trabajando como comunidad, luego con el Senador Heller que votó favor, demuestra que la voz de la comunidad es tomada en cuenta por eso hay que seguir llamando y enviando cartas al resto de los Congresistas como Joe Heck y Mark Amodei para que voten a favor de la propuesta en la Cámara de Representantes “, dijo Silva de 25 años.

Silva viajó a Washington para formar parte de este día histórico y dijo que los legisladores le desean saber más de las historias de las familias que están sufriendo por el actual sistema migratorio roto en el país.

“Hay que entender que ellos no conocen a muchas personas indocumentadas o si las conocen no toda su historia, el Senador Dean Heller nos agradeció por parte de PLAN por llevarle un libro con 80 cartas escritas por personas de nuestra comunidad. Ahora, los congresistas también quieren una y conocer a la gente afectada”.

En relación a la votación de Heller a favor dijo que gracias a que mucha gente ha estado trabajando constante llamando y enviando cartas con testimonios fue por eso que el Senador Heller entendió que tan importante es para Nevada y el país.

Otras de las soñadoras que no para de luchar por conseguir la reforma es Blanca Gámez y en compañía de su mamá Amelia. Ambas expresaron su sentir después de dicha aprobación.

“Me siento muy emocionada, porque después de 24 años veo una esperanza de poder estar en este país legalmente. Y que mi familia se sienta segura y sin temores con mejores oportunidades”, reveló la madre de Blanca.

Mientras que Blanca expresó que, “Sentí una gran emoción, luego cuando el senador Reid empezó a contar la historia de Astrid todos empezamos a llorar y escuchar uno a uno los votos. Luego cuando vimos a Dean Heller que dijo que si estaba a favor al igual que Reid me dio mucho orgullo que nuestros senadores nos apoyaran a los inmigrantes”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like