Afirma ‘Canelo’ Álvarez haber superado las pruebas de drogas fallidas

SAN DIEGO – Saúl “Canelo” Álvarez estaba en medio de un simulacro de calentamiento de boxeo el viernes cuando comenzó a tocar el ritmo de una de sus canciones favoritas.

Álvarez rápidamente giró la cabeza y comenzó a asentir con la cabeza al sonido común de los 80s antes de que la letra sonara.

“Si tú me hubieras dicho siempre la verdad”, vociferó Álvarez en español.

Esa fue la línea de apertura de la canción latina de 1987 de Luis Miguel “Ahora Te Puedes Marchar”, una canción sobre atrapar a un ser querido en una red de mentiras y comenzar el proceso de superación.

La muestra de Dusty Springfield de Luis Miguel con “I Only Want To Be With You” como la primera canción en la lista de reproducción de Spotify de Álvarez para comenzar su entrenamiento el viernes es apropiada, pero no está claro de qué manera.

¿Está la superestrella del boxeo mexicano cantando esto porque él miente o está engañando a alguien? ¿O es él quien pretende superar un rompimiento amoroso?

Álvarez, de 28 años, es firme en no en ser el plato de segunda mesa. Él está en el papel de Luis Miguel. Es hora de marchar hacia adelante.

La credibilidad de Álvarez se puso en tela de juicio el 5 de marzo cuando su promotor, Golden Boy Promotions, mencionó en un comunicado que su boxeador estrella había fallado en dos pruebas de drogas con la sustancia prohibida Clenbuterol.

Eso llevó a Álvarez a retirarse de su revancha del 5 de mayo contra Gennady Golovkin en T-Mobile Arena y una suspensión de seis meses de la Comisión Atlética de Nevada que finaliza el próximo mes.

Golden Boy Promotions mencionó que los niveles de Clenbuterol eran consistentes con la contaminación de la carne que ha afectado a muchos atletas en México.

Álvarez prometió cooperar con la investigación de la comisión. Se reunió con el director ejecutivo de la comisión, Bob Bennett, en Las Vegas, respondiendo todas las preguntas, enviando muestras de sangre y orina e incluso tomando una prueba de drogas del cuero cabelludo. Todo regresó limpio.

Pero Álvarez también comentó que la verdad prevalecerá en esta situación vergonzosa. Esa es la parte difícil.

No hay forma segura de probar la inocencia de Álvarez. El ex campeón de dos divisiones afirma que comer filetes y tacos de vendedores ambulantes en su país natal, México, desencadenó las pruebas positivas.

Depende de la persona si creerle.

“La comisión sabe lo que pasó”, dijo Álvarez. “Confían en que no fue intencional, y es por eso que me dieron este breve castigo, ellos saben”.

Álvarez está tratando de pasar la página entrenando para su revancha reprogramada con Golovkin el 15 de septiembre en T-Mobile Arena.

¿Su intento de avanzar? Manteniendo la rutina igual dentro de su gimnasio escondido en el sur de California.

Álvarez continuó cantando durante el entrenamiento como siempre lo hace.

José “Chepo” Reynoso, gerente y entrenador de Álvarez, todavía estaba a cargo del cronómetro.

Eddy Reynoso, el hijo de Chepo y entrenador principal de Álvarez, todavía estaba tomando las riendas dentro del ring.

El único cambio fue la manga que Álvarez llevaba sobre su rodilla derecha que cubría las dos cicatrices en forma de círculo que obtuvo de una cirugía en abril para extirpar un quiste.

Álvarez está actuando como si nada hubiera cambiado, pero la realidad es que su vida boxística se vio alterada cuando recibió una llamada telefónica del presidente de Golden Boy Promotions, Eric Gomez, en febrero.

Llamada telefónica

Gómez llamó a Álvarez y le pidió que mantuviera la calma antes de dar la mala noticia.

Un atónito Alvarez confesó que fue un error. Le recordó a Gómez que nunca había resultado positivo.

“Le dije: ‘Mira, esperemos lo mejor’”, recordó Gómez. “Obviamente, esto fue un accidente, fue un error, sigamos trabajando con la comisión”.

Gómez argumentó inicialmente que no estaba preocupado. Se ocupó del Clenbuterol y de las situaciones de carne contaminada antes con los luchadores mexicanos Erik Morales y Francisco Vargas. La comisión de Nueva York le permitió a Morales luchar contra Danny García, y la comisión de California autorizó a Vargas antes de que peleara contra Orlando Salido.

Las reglas eran diferentes en Nevada. Le estaba llegando una suspensión de un año o seis meses a Álvarez, independientemente de si fue intencional o no.

Fue un momento embarazoso para Golden Boy Promotions que esto suceda una tercera vez y cause la cancelación del megabout.

“Fue un proceso de aprendizaje para todos nosotros”, indicó Gómez. “Para Canelo, no poder pelear fue muy difícil, al igual que para nosotros”.

Es difícil imaginar cómo un error como este podría ocurrirle a un boxeador de esta magnitud y cuyas dos personas más importantes fueron antiguos carniceros de toda la vida.

Eddy y José Reynoso durante muchos años trabajaron en mercados de carne antes de convertirse en entrenadores de tiempo completo. Eddy Reynoso lo llamó negligencia y nunca asumió que podría sucederle a Álvarez.

“Es un accidente, cosas como estas suceden en México”, puntualizó. “En realidad, fue una pequeña negligencia porque comienzas a vivir una vida normal … pero le puede pasar a cualquiera, y le ha sucedido a muchos atletas en México”.

José Reynoso conoce a Álvarez desde sus años preadolescentes. Ni por un segundo se permitió creer que Álvarez estaba buscando una ventaja competitiva con sustancias prohibidas.

“Me decepcionó, pero sé que Saúl y yo sabemos que es un hombre limpio”, agregó José Reynoso. “Siempre lo ha sido, y si hay alguien que realmente lo conoce, soy yo”.

Hábitos alimenticios

¿Qué hace Álvarez (el 15º atleta mejor pagado en la lista de Forbes en 2018) comiendo carne de grado inferior? Esa es una pregunta que muchos no creyentes han pedido.

“Puedo pararme en una esquina y comer tacos”, respondió Álvarez. “Puedo pararme en cualquier puesto o cualquier lugar y comer tacos; solo porque tenga dinero no significa que no pueda parar en ciertos lugares para comer”.

“Soy una persona común y soy una persona que creció pobre, y no puedo cambiar solo porque ahora tengo dinero”.

Pero Álvarez señaló que tendrá más cuidado en el futuro haciendo preguntas. No tiene planes para renunciar a la carne de res, un alimento básico en los hábitos alimenticios de México.

“Es la forma de vida en México”, aseguró Gómez. “Las personas que están cuestionando eso, son las personas que no viven en dicho país. Si miras todas las historias en la prensa mexicana, los atletas mexicanos han apoyado a Canelo porque viven allí y ellos saben cómo es”.

“Puedes caminar por la calle con tu novia o tu esposa y ves un puesto de tacos en la esquina, y compras tacos, esa es la forma de vida en México, todos lo hacen, yo lo he hecho.”

Álvarez entiende que este ojo negro en su carrera nunca desaparecerá por completo, pero una victoria dominante sobre Golovkin sin pruebas fallidas antes o después de la revancha podría ser de gran ayuda para pasar la página.

“Nadie hablará de esto después del 15 de septiembre”, afirmó Álvarez. “Ganaré”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like