Algeny Casado y la “Pelota Caliente”

Nació en Santo Domingo, República Dominicana hace 33 años y desde muy pequeño comenzó a jugar béisbol “Este deporte lo traigo en la sangre. El hermano de mi mamá era un gran jugador de ligas locales y fue con él que comencé a dar mis primeros batazos”, dice Algeny orgulloso.

A los 22 años, cuando llegó a Las Vegas organizó un equipo de softball con un grupo de dominicanos y quedaron campeones 2 veces consecutivas. “En esta ciudad existen varias ligas de diferentes nacionalidades; los americanos, mexicanos, cubanos y los dominicanos nos agrupamos para seguir haciendo lo que más nos gusta en el diamante”, agregó.

Periódicamente, dominicanos de Arizona, Utah y California se reúnen en nuestra ciudad para jugar torneos cortos y mantener viva la llama del deporte que más les gusta.

Algeny se declara admirador del primera base dominicano David Ortíz de Boston y asegura que el día que sea padre, su hijo jugará al béisbol.

Mientras se calza el guante bajo la mirada atenta de su sobrino, Casado saca de un bolsillo algunas semillas de girasol, mientras guarda para más tarde una cajita con tabaco, que masticará poniendo en práctica todas las arraigadas tradiciones de este deporte.

Al alejarnos, nos llevamos la firme convicción que “Los Dominican Power” están más vivos que nunca, firmes con sus sueños de que algún día llegue a nuestra ciudad el softball chata, también conocido como bola rápida.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like