Campeonato con sabor a revancha

ActualizadoDecember 13, 2017 - 11:48 am

Por segundo año consecutivo la gran final de la MLS se jugó en Toronto, Canadá, y coincidentemente entre los mismos equipos, Toronto FC vs Seattle Sounders FC. El partido jugado el sábado 9 de diciembre era un duelo con sabor a revancha, ya que hace un año Seattle se proclamó campeón al llevar el encuentro hasta la tanda de penales.

Toronto inició el partido con: Alexander Bono, Steven Beitashour, Chris Mavinga, Justin Morrow, Drew Moor, Jonathan Osorio, Víctor Vázquez, Michael Bradley (c), Marco Delgado, Jozy Altidore y Sebastián Giovinco, dirigidos por Greg Vanney.

Mientras que los visitantes, Seattle, alinearon con: Stefan Frei, Chad Marshall, Kevin Leerdamn, Gustav Svensson, Román Torres, Cristian Roldan, Clint Dempsey, Víctor Rodríguez, Joevin Jones, Nicolás Lodeiro (c) y Will Bruin. D.T. Brian Schmetzer.

El estadio BMO Field lució un lleno total y el intenso frío de Canadá fue opacado por el emotivo ambiente en las tribunas. El partido inició y fueron los locales quienes en apenas 10 minutos de juego crearon dos opciones claras gol, sin embargo, el portero de Seattle, Frei, evitó la caída de su arco.

Durante todo el primer tiempo la postura de ambos equipos fue clara, Toronto tuvo la posesión del balón y realizó varias jugadas ofensivas, incluso en una casi consigue que un defensa rival metiera el balón en su propia portería. Stefan Frei era hasta ese momento la figura de partido tras atajar prácticamente todos los tiros de los canadienses.

Por su parte el representativo de Seattle mostró una postura defensiva, en la cual sus 11 jugadores permanecían en medio campo propio. El primer tiempo culminó con marcador parcial de empate sin goles.

El segundo tiempo comenzó y los locales continuaron buscando abrir el marcador con distintas jugadas ofensivas de Bradley y Vázquez nuevamente terminaban siendo retenidas por el portero visitante.

Al minuto 66, Jozy Altidore recibió un pase filtrado que lo dejó solo frente al portero; el delantero de Toronto logró disparar ante la salida de Frei para anotar el gol de la ventaja para los canadienses. Toronto 1-0 Seattle.

Sobre los minutos finales del partido Seattle recordó que estaba jugando una final intentaron marcar el gol del empate con algunas jugadas esporádicas.

El árbitro agregó 4 minutos al partido, y en tiempo de compensación Toronto generó una jugada de contragolpe, la cual fue un tanto fortuita, ya que tras un disparo al arco, el balón rebotó en el poste y posteriormente encontró la pierna de Víctor Vázquez para anotar el 2-0 definitivo. Toronto se proclamó campeón de la MLS por primera vez en la historia para un equipo canadiense en esta liga.

Al término del encuentro, los jugadores del equipo campeón hablaron con El Tiempo, dentro del vestidor donde se llevaban a cabo los festejos.

Jozy Altidore: “Me siento increíble, orgulloso y muy feliz. El año pasado perdemos este mismo partido y ganar hoy es algo especial… Es algo diferente, es especial y me alegro mucho por la gente de este país y de esta ciudad que nos dan todo su apoyo”.

Víctor Vázquez: “Salimos con mucha confianza porque el año pasado fue un golpe duro, salimos al 100%, ellos también pero no sabían qué hacer. Hablé con Jozy (Altidore) y Sebastián (Giovinco), les dije tranquilos que va a llegar (el gol)”.

Jonathan Osorio: “Es un sentimiento que no puedo poner en palabras, lloré mucho porque siento la alegría de la gente. Estoy orgulloso de ser parte de Toronto y de dar esta copa a esta linda ciudad… Este año sí, el mejor equipo ganó. Lo dedico a mi familia, a la ciudad, amigos y todos los que me apoyan cada día”.

Marco Delgado: “Hay muchos jugadores aquí con grandes personalidades, eso se mueve desde el vestidor hasta la cancha. Somos un grupo bueno, pero la afición es nuestro jugador número 12 en la cancha para tener ese empuje”.

You May Like