‘Canelo’ Álvarez y Daniel Jacobs llegan a Las Vegas para pelear por el título

El boxeador de peso mediano, Daniel Jacobs, caminó por el lobby del MGM Grand en medio de los sonidos de la música tradicional de mariachi y hordas de fans que quieren verlo perder el sábado ante Saúl “Canelo” Álvarez.

Pero él no se desconcertó con su respuesta y no se avergonzó con sus intenciones cuando dio un paso al escenario.

“El boxeo es más grande que nunca”, dijo Jacobs, “y espero que después de esta pelea, pueda ganarme a algunos de estos fans”.

Al vencer al mejor peso mediano del mundo.

Jacobs y Álvarez hicieron su gran arribo el martes, iniciando así la semana de festividades antes de su pelea por el título de unificación de peso medio en T-Mobile Arena.

El Jacobs de 32 años (35-2, 29 nocauts) llegó primero y se comprometió a ganar la pelea mientras hablaba con una multitud que estaba esperando para saludar a la superestrella mexicana de 28 años, quien llegó aproximadamente 45 minutos más tarde a un coro de vítores.

Y más mariachi.

“Siempre estoy agradecido y aprecio el apoyo y el amor que mis fans siempre me brindan, no solo aquí sino en todos los lugares a los que voy”, declaró Álvarez, el campeón de la AMB y el CMB, a través de un intérprete.

Álvarez (51-1-2, 35 KOs) se estableció como el mejor peso mediano del mundo en septiembre, con una decisión mayoritaria sobre el invicto Gennady Golovkin en T-Mobile. Él es un favorito de menos 450 contra Jacobs, con él en más de 350, en la casa de apuestas de Westgate.

Jacobs perdió ante Golovkin en marzo de 2017, luego ganó tres peleas consecutivas para obtener una oportunidad por el título contra Álvarez. Jacobs es el campeón de la FIB.

“Tengo tantas cosas diferentes que puedo hacer dentro de ese anillo”, advirtió Jacobs, un nativo de Nueva York quien no ha peleado en Las Vegas desde 2010. “Para mí, en última instancia depende de mí ir dentro del anillo y hacer mi trabajo. Todo lo que siempre quise fue un tiro limpio para entrar allí y enfrentar a uno de los mejores y demostrar que soy el mejor”.

Ambos boxeadores se elogiaron y evitaron hablar mal uno del otro, lo cual a menudo acompaña a las peleas de esta magnitud. En cambio, están enfocados en dar una buena pelea.

Y, por supuesto, ganar.

“Quién sabe qué van a hacer”, cuestionó el promotor de Álvarez, Óscar De La Hoya, presidente y CEO de Golden Boy Promotions. “Los fans de la lucha merecen una gran pelea. El boxeo en general merece una gran pelea. Si pierdes en una gran pelea, realmente no pierdes. La gente probablemente te admirará aún más”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like