Corriendo en busca de extraterrestres

Área 51 ha estado siempre rodeada de misterio. Es una base militar súper secreta y el sábado 25 de agosto a la medianoche –en los alrededores- muchos corredores desafiaron a los “vigilantes de otros planetas” y se aventuraron por el tramo de la carretera 375, denominada “Extraterrestrial Highway”, en una competencia amistosa que fue iluminada por una intensa luna llena.

Fue la décimo segunda edición de la Extraterrestrial Full Moon Midnight Race, organizada por Calico Racing y Joyce Forier.

La mayoría de participantes fueron visitantes de otros estados, e incluso países, ya que se ofrece como un agregado al atractivo turístico que tiene Las Vegas. La convocatoria explicó que la mejor manera de trasladarse a la línea de salida sería por medio de un autobús que llevó a todos los corredores y sus familias a Rachel, Nevada, en un trayecto que duró aproximadamente dos horas y media.

La salida de Las Vegas fue en el hotel &casino Silv7er S7vens, patrocinador del evento y los corredores pudieron escoger de diferentes divisiones: de 5k, 10k, medio maratón, maratón completo y hasta 51 kilómetros; una distancia para cada gusto y capacidad del atleta.

Las aventuras empezaron antes del balazo de salida, ya que uno de los ocho autobuses, cargados de atletas de todos niveles, se descompuso poco antes de arribar a la línea de salida, hubo necesidad de que otra unidad regresara por ellos, lo que ocasionó un ligero retraso. Sin embargo, eso no fue impedimento para que el buen ánimo decayera y los corredores –felices- tomaron el incidente como algo chistoso, anecdótico.

Muchos de los corredores participantes acudieron ataviados con disfraces alusivos a extraterrestres, el ingenio se desbordó y algunos realizaron verdaderas obras alienígenas. “¡Siempre nos encanta ver a tantos de ustedes disfrazados en la competencia! Los ganadores del disfraz 2018 fueron Dominic Stepper (número 791) y Gregory Ziencina (número 64)” manifestó Joyce Forier, al anunciar a los ganadores de este año.

Por cierto, la organizadora agradeció a todos los voluntarios que prácticamente no durmieron en toda la noche, para verificar que los atletas recibieran todas las atenciones requeridas en esta extenuante competencia.

Por otro lado, Marshall Bradford, fotógrafo que capturó los incidentes de la carrera señaló “gracias a todos los que salieron el fin de semana para correr bajo la luna llena, espero que todos se hayan divertido y que nadie haya sido secuestrado. Yo mismo me perdí de la investigación, así que estaba feliz por eso. Este año fue frío, pero al menos no llovió. Entonces eso también fue bueno. Disfruto este evento cada año y siempre lo espero. Nos vemos el próximo año”.

Para Ernesto Daniel González, un ingeniero que vino desde la capital mexicana a Las Vegas y aprovechó para correr en Rachel, fue una experiencia novedosa. “Me gusta participar en eventos pedestres en todos los lugares que visito, pero esta competencia es –literal- cosa de otro planeta. Fue una experiencia maravillosa correr y estar cuidándote de las víboras, alacranes, conejos y vacas que –supuestamente- podrían entorpecer tu desempeño”, comentó al finalizar su participación en los 10 kilómetros.

El atleta se adjudicó el primer lugar en su división y no pudo ocultar la felicidad que lo embargaba, “desde que empecé a entrenar en los viveros de Coyoacán, en México, siempre soñé con ganar una competencia algún día, hoy se llegó la fecha, tengo más de treinta años compitiendo y esta medalla la pondré en la chimenea de mi casa, hoy mi esfuerzo rindió frutos”, dijo.

El bar y restaurante Little A’le’Inn, tal vez el negocio más conocido en el pequeño poblado que tiene aproximadamente 100 habitantes, sirvió como la línea de llegada para todos los corredores el domingo 26.

“El hotel tiene alrededor de cinco empleados, 15 habitaciones que alquilan desde $ 45 dólares y sirven hamburguesas en platos de papel. Connie West y su familia han sido propietarios de la posada por aproximadamente 30 años”, compartió el encargado de atender la cafetera, un amable joven que disfruta ver las estrellas del firmamento nevadense.

El evento más grande del pueblo, sigue siendo el rally de motocicletas Alien Run. El resto del año, un número constante de turistas visitan Rachel buscando signos de vida inteligente y para visitar el Área 51.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like