¡Cruzan la meta!

Veteranos Paralizados de Nevada (PVA por sus siglas en inglés), es una organización que se dedica a promover el deporte entre sus miembros, que como su nombre lo dice, tienen alguna discapacidad motriz por haber pertenecido al ejército de Estados Unidos, han extendido sus servicios para niños y adultos de la comunidad en general, con la mismas lesiones.

El sábado 22 de abril, en el parque Wayne Bunker, en el norte de la ciudad de Las Vegas, organizaron una carrera en sillas de ruedas y bicicletas adaptadas para ser impulsadas por los brazos, a pesar de ser una competencia recreativa, donde el propósito era vencerse a sí mismo y completar la ruta, asistieron profesionales en anotar los tiempos de participantes.

La academia de policías de Metro, se inscribieron en la competencia, estos marcharon en pelotón y cruzaron la meta, de manera simbólica, los veteranos en sillas de ruedas les colocaron medallas y se agradecieron mutuamente por el servicio de proteger a la sociedad, una motivación para los jóvenes que aspiran a ser parte del cuerpo policíaco de la ciudad.

Julie Johnson, directora ejecutiva de PVA, declaró, “esta es nuestra sexta carrera en sillas, cualquier persona en silla de ruedas puede inscribirse y hacer deporte, queremos la comunidad que vive de esta forma haga ejercicio y nosotros como organización poder seguir trabajando para ellos”.

PVA en un principio era solamente para veteranos, actualmente, informó su directora ejecutiva, cualquier persona con una lesión en la columna puede ser miembro, sus programas son deportivos, como basquetbol adaptado en sillas de ruedas, tiro de arco, deportes paralímpicos y un programa para niños de actividades físicas al igual que para adultos.

La organización está registrada como no lucrativa, y además de sus programas recreativos, son una conexión con hospitales para lograr tratamientos en las lesiones de la espalda que tienen sus miembros a un bajo costo.

Uno de los competidores, Mike Romanofsky, utilizó su bicicleta adaptada para la carrera, el actualmente trabaja en el Museo Mob, “mi experiencia fue genial, estamos aquí varios veteranos y me inspira ver más personas que ya dominan su bicicleta o su silla de ruedas para hacer deporte, yo no puedo estar de pie por mucho tiempo y tengo que utilizar este tipo de vehículo”.

Romanofsky se siente parte de un equipo, “fui parte de la Fuerza Aérea de 1994 a 1998, soy un veterano con una discapacidad, me hice miembro de PVA aquí en la ciudad, me invitaron y decidí venir, es mi primer año con ellos y mi primera carrera, lo recomiendo para cualquiera que no quiera estar aislado en su casa”. El utiliza su bicicleta 3 veces por semana.

Eventos y programas:

www.nevadapva.org

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like