Derek Perdue: Un fisicoculturista emprendedor

La decisión de empezar a practicar fisicoculturismo o una rama de este llamada “physique”, nace en personas que no están conformes con su apariencia física, o que quieren aumentar su autoestima, para integrarse en una sociedad que cada día va en busca de la perfección.

Como respuesta a estas necesidades, el fisicoculturista Derek Perdue ha puesto en el mercado, el programa revolucionario de Motivación, Ejercicio y Dieta, muy diferente a lo que hasta ahora se había conocido.

El Tiempo visitó el gimnasio, para verificar lo que se rumora de este programa y quedó sorprendido de lo que encontró en el lugar.

En cada una de las máquinas de ejercicio de última generación, mujeres y hombres eran observados celosamente por un instructor certificado que corregía sus movimientos y motivaba el esfuerzo de estos.

“Un poco más María, tu puedes hacerlo” grita a una de sus alumnos el instructor de fisiculturismo.

En medio de tanta actividad, Perdue se tomó unos minutos conversar con El Tiempo para relatar sus inicios en esta actividad deportiva.

“Comencé este deporte después de que mi madre Clarice y mi padre Don destinaron una pequeña habitación de nuestra casa en Michigan, para armar lo que pretendía ser un gimnasio. Desde muy pequeños, mi hermano y yo tuvimos reglas hogareñas muy estrictas. Tal vez sea por eso que nuestras vidas han sido disciplinadas y producto de eso, los resultados están a la vista”, reveló el fisicoculturista que se sonríe al recordar su infancia.

Durante la visita de El Tiempo en el gimnasio, se pudo observar que asisten deportistas de diferentes orígenes étnicos, pero todos con un mismo propósito; cambiar de adentro hacia afuera, para disfrutar la vida en plenitud.

“No se puede empezar un deporte, si no estás convencido que lo vas a continuar. La motivación es muy importante en este programa”, aclaró Perdue.

El entrenador Perdue compartió una anécdota que lo motivó a seguir adelante en esta carrera que requiere de mucho esfuerzo físico.

“Una mañana de verano, con tan solo 15 años, mientras bajaba un “jetskie” en un lago de Michigan, dos hermanos ex militares que me doblaban la edad, me acorralaron sin ningún motivo y me comenzaron a golpear. Me quebraron la nariz, me rompieron la cara y la boca, por lo que tuve que ir a un hospital de emergencia a que me practicaran una cirugía. Ese fue el día que me prometí, que nunca más nadie me iba a pegar nuevamente. Soy una persona que amo la paz, que respeto al prójimo, pero que me puedo defender si soy atacado”, manifestó.

La primera competencia de Perdue se remonta al 2009 en su pueblo natal en Michigan donde ganó el primer puesto. Mientras que su último encuentro fue en 2014 en el Cashman Center de Las Vegas, donde no ganó pero reconoce que puso lo mejor de su esfuerzo para lograrlo.

“Me preparé intensamente por 9 semanas, no salí con el trofeo del primer puesto en mis manos, pero en mi mente, esa noche sentí que yo era el ganador”, destacó.

Para concluir, Derek Perdue reveló que su novia Linda comparte su misma pasión por este deporte y la conoció mientras se preparaba para una competencia de Bikini Contest en Iron House.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like