Destaca ‘Canelo’ Álvarez que no huyó de GGG durante su primera pelea

LOS ÁNGELES – Saúl “Canelo” Álvarez ha escuchado al equipo de Gennady Golovkin gritar robo y gritar corrupción después de que los dos boxeadores salieron de Las Vegas hace seis meses con un empate en sus récords.

No le molestó a Álvarez que Golovkin y su entrenador, Abel Sánchez, y el promotor, Tom Loeffler, no estuvieran de acuerdo con los jueces que calificaron la primera pelea entre Álvarez y Golovkin en la Arena T-Mobile para resultar en empate.

La estrella mexicana pensó que también le habían robado. Lo que realmente le molestaba a Álvarez era escuchar al equipo “Triple G” decir que huía y era un corredor.

“Hablé con Jordan acerca de hacer algunos zapatos que son un poco más rápidos para (Golovkin)”, expresó Sánchez el martes antes de que Álvarez y Golovkin se enfrentaran por primera vez desde su controvertida pelea en septiembre. “Tal vez podamos atraparlo (para la revancha)”.

Álvarez y Golovkin caminaron por la alfombra roja en “LA Live” frente al Centro Staples para saludar a los fanáticos y promover su revancha de peso mediano del 5 de mayo en la Arena T-Mobile. Las entradas salieron a la venta el martes y están disponibles en Axs.com.

Antes de que Álvarez (49-1-2, 34 nocauts) se aisle durante las próximas ocho semanas en preparación para posiblemente la pelea más importante de su carrera, quería dejar claro a Golovkin que no es corredor.

“No soy un miedoso que se adelanta, lanza golpes y es golpeado”, mencionó un agitado Álvarez de 27 años. “Espero que (Golovkin) se vaya a casa esta noche y realmente piense en lo que dice porque lo que dice son estúpidas e idiotas cosas”.

“Lo superé, lo puse en las cuerdas, lo hice que fallara. Yo controlaba el centro del ring. Soy un luchador técnico que sabe cómo hacer que su contrincante no conecte sus golpes, que sabe cómo contrarrestar el golpe”.

Su primer combate fue posiblemente la pelea más debatida de 2017. El juez de Nevada Dave Moretti lo anotó 115-113 a favor de Golovkin y el juez de Connecticut Don Trella lo tuvo en 114-114. La jueza de Nevada Adalaide Byrd se robó los titulares con su desequilibrada tarjeta de puntaje 118-110 para Álvarez.

Loeffler dijo que pensaba que Golovkin (37-0-1, 33 KOs) ganó la pelea ocho rondas a cuatro. Álvarez afirma que ha anotado siete rondas a cinco para sí mismo después de ver la pelea de nuevo.

“No voy a decir si esa tarjeta fue justa o no”, declaró Álvarez sobre el cuadro de mando de Byrd, “porque respeto a los jueces. El boxeo es un deporte obstinado. Algunos jueces lo ven de una manera, y el otro lo ve de una manera diferente”.

Golovkin, de 35 años, mencionó que no tenía problemas para regresar a “la escena del crimen”, refiriéndose a Las Vegas.

Sánchez informó que pensó que la revancha no llegaría a los cuadros de mandos y que presionaría a su luchador para ir al nocaut.

“Si es una pelea lo suficientemente cerrada, se quedará impregnada en el fondo de nuestras mentes”, dijo Sánchez acerca de regresar a Las Vegas. “Continuaré imponiendo que estamos en Las Vegas, y no queremos que lo que pasó la primera vez suceda de nuevo”.

Álvarez tuvo un punto más para el artista nocaut de Kazajistán.

“Nunca me lastimó”, puntualizó Álvarez. “Yo lo lastimé, sentí mi poder”.

 

Add Event

You May Like