103°F
weather icon Clear

Dividido triunfo para Jarret Hurd

El hotel-casino Hard Rock de Las Vegas fue sede de una atractiva cartelera de boxeo, el cubano Erislandy Lara enfrentó al estadunidense Jarret Hurd, en una duelo intenso que provocó la emoción de los miles de espectadores reunidos en el inmueble.

Antes de la batalla estelar, los amantes del boxeo pudieron disfrutar de atractivas peleas. El evento tuvo representación mexicana con Alfredo Angulo, quien perdió por decisión dividida ante Sergio Mora, de California. Este combate fue a ocho rondas.

Una de las peleas más emotivas de la noche fue protagonizada por los estadounidenses Julián Williams vs Nathaniel Gallimore. Un espectáculo bastante parejo durante prácticamente los 12 asaltos, en el que ambos boxeadores intercambiaban golpes a cada momento sin dejarse vencer.

La ronda 11 pudo ser lo que definió el resultado del combate, Williams sometió a su rival, sin embargo no aprovechó para noquear, pese a que Gallimore lucía notablemente agotado. Finalmente, el triunfo por decisión fue para Williams.

La pelea co-estelar tuvo representación de los dos países de habla inglesa más importantes del mundo, Caleb Truax (EE.UU.) vs James DeGale (Inglaterra). Combate en el cual el británico lució desde el primer asalto al conectar un duro golpe al rostro de su oponente, el cual rápidamente se recuperó y logró equilibrar la pelea para las rondas posteriores.

El combate fue sumamente intenso y desde el tercer asalto DeGale sufrió una herida en el rostro que le provocó sangrado durante toda la pelea. La paridad continuó durante varias rondas, pero fue hasta el asalto 10 que ambos pugilistas intentaron someter al contrario.

Para la última ronda, 12, tanto DeGale como Truax lucían notablemente cansados, la sangre en el rostro del británico aumentaba cada vez más, sin embargo el público no dejaba de alentarlo. La campana sonó y tras una polémica decisión unánime, DeGale fue elegido ganador.

-Momento estelar

Llegó el momento esperado, el combate estelar protagonizado por Lara y Hurd. El referí indicó el inició de la batalla y rápidamente Lara fue al ataque en el primer asalto, mientras que para la segunda ronda el que lució más ofensivo fue Hurd.

El estadounidense comenzó a equilibrar ligeramente la pelea a su favor en la cuarta ronda, Hurd conectó varios golpes contra la humanidad de Lara, pero el cubano sostuvo una pose retadora aparentando ser inmune a los ataques de su adversario.

El cubano intentó emparejar la contienda en el quinto asalto y a partir de ese momento la pelea fue cada ronda más pareja. Hurd aprovechó el cansancio de Lara para imponerse en las rondas finales, en el asalto 11 el cubano terminaba constantemente sobre las cuerdas.

Inició el asalto 12, los golpes recibidos provocaron sangre en el rostro de Lara, quien posteriormente recibió un duro golpe por parte de Hurd, lo que provocó que el cubano cayera a la lona y el referí tuviera que iniciar el conteo. Lara se reincorporó, no obstante el trámite de la pelea siguió siendo a favor del estadounidense.

Por decisión dividida, el triunfo fue para Jarrett Hurd (114-113, 114-113, 113-114), su madre, quien se encontraba entre el público, no pudo contener las lágrimas de la emoción.

“Fue muy difícil, pero salí e hice exactamente lo que dije que iba a hacer: pelear las 12 rondas y obtener el triunfo. Siento que tuve el control de toda la pelea, aplicando la presión… Soy el número 1 ahora”, dijo Hurd al término del combate.

Por su parte, Lara expresó que, “fue una gran pelea para los fanáticos. Me puse de pie y luché mucho y fue divertido, pensé que claramente gané la pelea. Una vez más, una decisión va en contra de mí, pero debemos hacer la revancha. Espero que todos hayan disfrutado de la pelea”.

La cifra total de asistentes a este evento fue de 2,579.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.