El dulce sabor de la victoria

El jugador canadiense Brad Hunt tuvo una destacada participación y fue pieza clave en la victoria de Vegas Golden Knights ante Carolina Hurricanes, el sábado 3 de noviembre en la arena T-Mobile.

Enfundado en el jersey número 77, Hunt anotó el primer gol de la temporada en su cuenta personal. “Estuvimos tratando de presionar al rival desde el inicio, me mantuve alerta en el área de definición con la intención de aprovechar una jugada y, afortunadamente, se dio al minuto 15, a un pase de mi compañero Erik Haula”, comentó a El Tiempo, el espigado jugador al término del encuentro.

El primer tercio de acciones subió de intensidad a un ritmo vertiginoso.

Ambos equipos saltaron a la pista de hielo con la firme intención de adjudicarse el triunfo, unos con la convicción de irse a casa con una victoria contundente -que los haga sonar con la postemporada-, mientras que los locales con el apoyo de todos los aficionados en Las Vegas, donde el hockey ha tenido una acogida excepcional.

El anotador del primer gol del partido (Brad Hunt) expresó al término del primer tercio, en una entrevista con la televisora encargada de la transmisión, que la consistencia de la jugada lo llevó hasta el arco enemigo y desafiar al portero de los Hurricanes, quien por cierto, junto a su contraparte Marc-André Fleury (29) hicieron un gran primer tiempo.

La segunda anotación para los locales cayó al minuto 3 del segundo tercio, por conducto de Ryan Reaves (75), quien en una extraordinaria jugada: estando de espaldas al marco, sacó un remate fuerte raso y colocado justo a la izquierda del portero Scott Darling (33), que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco por segunda ocasión en el partido.

En el intermedio, segmento patrocinado por Toyota, una aficionada seleccionada al azar fue cuestionada sobre si la torre estratosférica es la tercera más alta en el país y que si 15 de los 25 mejores hoteles del mundo están en Las Vegas, las respuestas de “Loren” fueron correctas.

En el minuto 11 del último tercio, el porterazo de Golden Knights, Marc-André Fleury (29), venció en un duelo mano a mano a Lucas Wallmark (71), delantero de los Carolina Hurricanes hasta en dos ocasiones, lo que puso de manifiesto el gran nivel que está tomando en el transcurso de la temporada.

El portero local se convirtió en factor clave al detener un elevado número de disparos a su portería.

En el último tercio el ambiente en el T-Mobile fue ruidosamente espectacular, los aficionados abuchearon a los jugadores visitantes y, en eso, justo al minuto 4 del tercer periodo, cayo el tercer gol para los locales. “Go Knights Go” era el incesante ruido y William Carrier (28) se encargó de anotar el tercero a pase Nick Holden (22).

La defensa empezó a coordinar los ejes y empezaron a jugar desde la portería local, con jugadas orquestadas, bien ensayadas, con la confianza que Fleury responderá con sus atajadas brillantes.

Los “huracanes” de Carolina fueron disminuidos a una incesante llovizna que ni siquiera mojó la tierra del desierto.

Golden Knight vienen de perder dos juegos como visitantes y ahora se redimieron de manera categórica ante su público.

En una de las jugadas más violentas del encuentro el jugador Nick Holden (22) de Vegas fue castigado con una interferencia, en una salvada de antología del portero Fleury. El público clama que cambien la estatua de la libertad de la esquina de Tropicana y Las Vegas Boulevard, y se coloque una de Fleury.

Al minuto 12, Justin Williams (14) metió un gol con la mano y se lo anularon. Inclusive los árbitros Ghislain Hebert y Kevin Pollock lo revisaron en VAR y se decretó la anulación.

El nivel de juego de Vegas Golden Knights, en todas las líneas fue notablemente superior. La defensa se convirtió una muralla infranqueable, que ya quisiera un funcionario “copetón” para detener a los flujos humanos.

Carolina Hurricanes jugaron los últimos tres minutos sin portero, para tratar de acortar una ventaja que se antojaba insuperable. Fue todo.

-Próximos juegos de visitante

El primer punto de control en el camino de Max Pacioretty (67) hacia un regreso a la acción llegó justo a tiempo para un juego -potencialmente emocional- en Montreal se ha despejado.

Pacioretty, quien se perdió los últimos cuatro juegos por una lesión en la parte superior del cuerpo, viajó con el equipo a Toronto, donde los Caballeros comenzarán un viaje de cuatro juegos como visitantes, el martes contra los Maple Leafs.

El entrenador Gerard Gallant, no indicó a los medios de comunicación, cuándo regresaría Pacioretty a la alineación, pero el tercer juego del viaje es un sábado por la noche en Montreal, donde Pacioretty jugó durante 10 temporadas, incluidas las últimas tres como capitán de la franquicia.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like