El equipo “Papa Francisco” debuta en Argentina

Con cierto ingenio literario para el desahogo verbal, un hincha en la tribuna cantó feliz: “Árbitro, querido, te queremos como amigo”, mientras alzaba un ramo de olivo en el debut del equipo de fútbol Papa Francisco, que terminó con un empate y cuatro expulsados.

El tratado de paz lo impuso José Casimiro, mientras en la cancha abundaba la pierna fuerte y el árbitro mostró cuatro veces la tarjeta roja, dos de ellas a jugadores de Papa Francisco, equipo fundado hace seis meses en homenaje al Sumo Pontífice y que el sábado igualó 2-2 ante Trefules por una liga menor de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

“En verdad yo soy hincha de River, pero hoy vengo a alentar a los dos equipos por igual; soy amante del buen fútbol y de la no violencia”, destacó Casimiro, de 35 años, uno de varios espectadores con ramos de olivo en tribunas pacíficas, en las que no había bombos ni flautas y ni siquiera alguna bandera de apoyo.

Lejos de la violencia de las barras bravas que suelen asolar las canchas argentinas, el minúsculo grupo de “Barras santas” que rodeaba a Casimiro formaba parte de unas 150 personas y dos perros que paseaban por allí. Todos fueron testigos del debut de Papa Francisco en un campo municipal de Luján, 60 kilómetros al oeste de la capital argentina.

“Nuestro lema es nada de barras bravas, ni violencia, ni insultos”, dijo el presidente de Papa Francisco, Jorge Ramírez, de 26 años y que trabaja como vigilante privado, mientras los perros ladraban, nubes negras presagian lluvia y el viento soplaba en remolino, levantando papeles que poco antes saludaron a los equipos.

Eventos

You May Like