44°F
weather icon Mostly Cloudy

“El Rey Gitano” vs “El Bombardero de Bronce II”

Deontay Wilder y Tyson Fury mantenían sus records invictos. En su primer encuentro decretaron los jueces un salomónico empate y en la conferencia de prensa previa a la gran revancha, como diría el comentarista deportivo local Jaime Estrada, ambos gladiadores llegaron como leones “rasurados’. Quizá porque en la escasa indumentaria que portaban las esculturales modelos que adornaron la función se leía: Manscape. Lo cual es un producto que elimina el vello corporal excesivo, dejando al individuo con una sensación de limpieza, higiene, con un mejor aspecto, lo que les da confianza y, en consecuencia, luciendo gallardos y apuestos. Obvio, nada de lo anterior fue necesario al momento de subir al ring para el round número 13 de la pelea de revancha, efectuada en el Grand Garden Arena dentro del MGM, el sábado 22 de febrero de 2020.

Las Vegas Review-Journal y El Tiempo dieron extensa cobertura a las actividades previas al momento decisivo sobre el cuadrilátero.

Pero ambos gladiadores dejaron la civilidad en su promoción, eran respetuosos, hasta el miércoles 19, cuando los invictos boxeadores de peso pesado abandonaron su enfoque tranquilo y empezaron a ofenderse de manera agresiva, incluso se empujaron un poco. Y dijeron mucho lenguaje florido, del que usa mucha gente en Alvarado, Veracruz, que El Tiempo y el diario Las Vegas Review-Journal no pueden publicar, sin ofender los castos oídos de los lectores.

Wilder (42-0-1, 41 nocauts) y Fury (29-0-1, 20 KOs) concluyeron la parte pública de su promoción con una tensa conferencia de prensa en el MGM Grand Garden, donde intercambiaron insultos e improperios ante un país y una audiencia televisada.

Ambos se enfrascaron entre “dimes y diretes” durante más de un minuto, antes de que Fury empujara deliberadamente a Wilder, quien respondió de la misma manera al británico sobre el improvisado escenario dentro de la arena. Sus guardaespaldas intervinieron, pero el intercambio marcó la pauta para el resto de la conferencia de prensa para promover la pelea por el título del sábado en el MGM Grand Garden.

“Cuando te encontré, andabas de ‘grifo pachecón’. Cuando te encontré, eras como una casa grande, contemplando suicidarte”, dijo Wilder durante su declaración de apertura, eludiendo el receso de 31 meses de Fury durante el cual usó drogas recreativas y luchó contra la depresión. “Nunca olvides quién te llevó al boxeo a lo grande. … Le procuré alimentos en su mesa para que la comiera su familia, y lo haré por segunda vez. Así que nunca lo olvides”.

Fury replicó: “¿Y ese es el hombre que querías enfrentar? ¿Alguien que quería suicidarse? Te traje a este nivel. Boxeo a lo grande. … Esta es la casa del Rey Gitano en Las Vegas. La capital mundial del entretenimiento “.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Fundación Las Vegas Raiders

“La fecha límite para solicitar la subvención del programa de subvenciones de inversión comunitaria de la Fundación Raiders es el 1 de febrero”, comentó en un comunicado enviado a los principales medios de comunicación locales, el departamento de prensa de Las Vegas Raiders.

Cancela el CCSD la temporada atlética de otoño

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) informó a los directores y subdirectores el viernes 22 de enero que sus escuelas miembros no participarán en la temporada deportiva de otoño.

 
Golden Knights cazaron Coyotes; Fleury evita entrada de goles

William Karlsson anotó a falta de 42.7 segundos para el final del tercer tiempo y Marc-André Fleury se encargó de la victoria por uno a cero de los Golden Knights sobre Arizona.

Acercan recursos para incentivar el deporte entre los niños

Las muestras de solidaridad no han quedado solamente en la época decembrina recién concluida, este 2021 también ha iniciado con eventos comunitarios donde se busca ayudar a familias de bajos recursos y/o afectadas financieramente por la pandemia de COVID-19, la cual aún se mantiene.

 
Hank Aaron, el antiguo rey de los jonrones del béisbol, muere a los 86

Hank Aaron, que soportó amenazas racistas con estoica dignidad durante su persecución de romper el récord de jonrones de Babe Ruth y dejó su huella con gracia como uno de los mejores jugadores de béisbol, murió el viernes. Tenía 86 años.