El tercero en el ring

“A mis 74 años de edad todavía golpeo duro, gracias a la disciplina en mi vida que el box me regaló”, comentó Joe Cortéz, ex-referí de boxeo, que abrió a El Tiempo en exclusiva las puertas de su hogar en Las Vegas, en donde se desarrolló profesionalmente por más de 35 años, siendo el tercero en el ring de peleas de Mike Tyson y Óscar De La Hoya, entre otras leyendas.

En el 2011 recibió uno de los máximos reconocimiento, al ser inducido al salón de la fama del boxeo junto a la generación de Julio César Chávez, Mike Tyson y Silvester Stallone en su papel de Rocky Balboa, el referí Cortéz, actualmente se desempeña como comentarista de la cadena deportiva ESPN, tanto en español como en inglés.

Con un récord en su etapa como peleador de 19 ganadas por 1 derrota, “Mario Moreno Cantinflas se me acercó luego de una de mis peleas, y me dijo: usted va a ser campeón mundial”, recordó el entrevistado, quien porta en todo momento su anillo del salón de la fama, “pero yo creo que nací para ser árbitro”, reconoció.

Al retirarse como boxeador, Cortéz se dedicó al trabajo de la hotelería en Puerto Rico, alejado de los cuadriláteros, había quien lo reconocía y siempre le mencionaban el por qué no hacerse entrenador o mejor aún referí, consejo que escuchó y empezó a presentarse en combates amateurs, hasta que la comisión de boxeo de Nevada le llamó en busca de un árbitro de alta clase.

“Fui boxeador profesional, se cómo moverme en el ring, tuve peleas en el Madison Square Garden, luego me hice referí amateur, no creía que estaba listo para el boxeo profesional, así pasaron 15 años hasta que me llamaron de Las Vegas, y se sumaron otros 20 años de carrera, también fui referí en las películas de Rocky”, comentó entre risas.

Arbitró 6 peleas de Julio César Chávez, a quien Cortéz considera que el secreto del sinaloense era que simplemente tenía un talento natural para el boxeo, además de las ganas extra y preparación, “él es el más grande de México, hay muchos grandes pero siempre hay uno que sobre sale, se enfocaba 100% en su profesión”.

El box ayuda a los jóvenes a alejarse de las pandillas y las drogas, es una ocupación para no perderte en la vida, cree Joe, “hay muchos clubes de box, en donde van muchos latinos y puedes hacer buenos amigos, con esas bases si alguien empieza a tomárselo por el lado profesional, puede llegar arriba con un buen equipo y manejador”.

En una pelea de peso completo como Tyson vs Holmes, “ellos me respetan a pesar de su tamaño, yo hice 9 peleas de Tyson, sé de su comportamiento como cuando mordió la oreja de su rival, el mismo dijo que: ‘si Cortéz hubiera estado en el ring, él hubiera puesto orden y no hubiera sucedido por su control en el ring’”, citó el referí a Tyson.

“Firme pero justo”, es como los boxeadores en los vestidores conocen a Joe, en la pelea de Chávez vs Haugen había más de 132 mil fanáticos, reporteros, televisión y cualquier otro factor que le pudiera distraer, “el público te odia y te grita, cuando se dan cuenta del trabajo y que sé las reglas, te ganas el respeto y decidir detener las peleas era parte del trabajo”.

Eventos

You May Like