El Triatlón: Un deporte 3 en 1

Keith Bonovitch nació en Jamestown, New York, hace 38 años, pero parece un adolescente. Cuando se monta en su bicicleta, nada o corre en pista , sus cabellos ondulados son la fiel imagen de la vida que eligió vivir.

El fin de semana pasado, cuando cruzó la línea de llegada del triatlón Ironman, en Saint George (Utah), todo era alegría. Entre abrazos de su esposa Priscila y de sus hijos Zachary y Molly, Keith no podía respirar. Y no era para menos. Una vez más lo había logrado.

En un total de más de 2 mil participantes, había conseguido meterse entre los primeros 20. Todo una hazaña, teniendo en cuenta que en estas competencias participa la élite del triatlón internacional, y muchos de ellos, viven del dinero que consiguen en premios.

Mientras tanto en Las Vegas, mamá Vikki, papá Jay y su abuela Helen, se enteraban de lo que pasaba en Utah por mensajes de texto.

A la mañana siguiente, cansado por el esfuerzo del día anterior, pero feliz de lo que había conseguido comentó a El Tiempo que, “Competir en estas disciplinas mixtas es extremadamente desgastante.

Comencé a correr maratón, pero siempre sentí la necesidad de practicar un deporte de alta competencia”.

“He competido en New York, en el norte de California,y en San Diego, con muy buenos resultados. Los costos de inscripción varían según el circuito. En Saint George pague $110 dólares, y en San Diego me costó $450. La bicicleta es especial para trepar montañas, por eso cuesta $2500, el uniforme y calzado especial, más de $300”, agregó el atleta.

Cuando se le preguntó a Bonovitch si tenía una dieta especial confesó que come muchos vegetales verdes, poca carne y mucho pescado. Una vez a la semana, se consciente con una hamburguesa o pizza.

Anteriormente, trabajó como “valet parking”en un hotel y corría mucho; pero no tanto como en su actual empleo como instructor personal; además de practicar el triatlón.

“Tenemos diferentes programas para poder recobrar el estado físico y motivación personal. Tal vez el más popular de estos sea el -20 pounds Challenge- donde si logras perder 20 libras en 6 semanas, el costo de inscripción, se te devuelve íntegramente”, dijo el entrenador.

Keith Bonovitch invitó a nuestros lectores a practicar el triatlón, un deporte de personas fuertes que no se dan por vencidas ante las adversidades.

Eventos

You May Like