Encarna un apodo en la cancha el novato de los Cavs: Collin Sexton

El gerente general de los Cleveland Cavaliers, Koby Altman, se sentó en la cancha en el Cox Pavilion el lunes por la tarde, viendo a su preciado guardia novato, Collin Sexton, diseccionar con gracia a los Indiana Pacers.

“Amo a Young Bull”, afirmó Altman con una sonrisa, en referencia al apodo de Sexton.

Fácil de ver por qué.

Sexton, la selección general No.8 en el draft de junio, combina la explosividad con los instintos astutos del juego. Con una altura de 6 pies y 2 pulgadas, 185 libras y 19 años, el ex destacado de Alabama es un componente crucial del futuro de los Cavaliers, un futuro que ya no incluye a LeBron James.

Él conoce las expectativas de la organización mientras se prepara para avanzar desde éxitos recientes. Él los está tomando.

“Lo ha estado demostrando desde el primer día, solo con su dureza”, señaló James Posey, el entrenador de verano de los Cavs. “Va a mejorar, pero ahora está haciendo un gran trabajo”.

La dureza es un sello distintivo del juego de Sexton. Tanto es así que un amigo cercano lo apodó “Young Bull” durante su tercer año en la escuela secundaria.

En Pebblebrook High School en Mableton, Georgia, Sexton era un McDonald’s All-American y el segundo recluta en el país.

Pasó la oportunidad de jugar en programas de sangre azul como Arizona, Kansas y Carolina del Norte, y en su lugar, se quedó cerca de casa para jugar para el ex armador campeón de la NBA Avery Johnson y el Crimson Tide.

“Me enseñó mucho mientras estuve allí”, dijo Sexton sobre su ex entrenador. “Diría que lo más importante es … ser respetuoso en todo momento. Nunca se sabe quién está mirando”.

Altman, por su parte, vio a Sexton promediar 19.2 puntos – con 44.7 disparos – 3.8 rebotes y 3.6 asistencias durante su único año en Alabama.

SHORT DESCRIPTION (Las Vegas Review-Journal)

Marcó 40 puntos contra Minnesota, un récord escolar para estudiantes de primer año, para convertirse en el primer jugador de Crimson Tide en llegar a esa meseta desde 1979 y, en junio, se convirtió en el primer recluta de primera ronda de Alabama desde Gerald Wallace en 2001.

“Estoy tratando de salir, recuperar mi ritmo y aprender”, agregó Sexton. “Continúo intentando hacer jugadas para otros, porque eso es lo más importante. Ahora el juego es más abierto, los chicos están abiertos, solo trato de aprender”.

Sexton ya está mostrando una sensación avanzada para el armador en la NBA Summer League en Las Vegas. Él puede serpentear alrededor de una pantalla esférica y torpedear hacia la canasta, requiriendo solo las grietas más pequeñas para terminar en el aro.

O puede sondear la pintura, escanear la defensa y pasar la pluma a tiradores y hombres grandes.

“Salir y ser un jugador de equipo, eso es lo más importante”, aseguró Sexton. “Eso es lo que busco, solo quiero asegurarme de que todos estén bien, que todos estén juntos”.

Sus nuevos compañeros de equipo están entendiendo el apodo y disfrutando de la pasión que aporta. Lo llaman “YB”. Ven lo que Altman ve: el futuro del baloncesto en Cleveland, Ohio.

“Es grandioso”, afirmó el wing de segundo año de los Cavaliers, Cedi Osman, quien flanqueó a James en las Finales de la NBA la temporada pasada. “Realmente me gusta cómo juega. … Nos ayudará mucho este año”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like