Hockey al corazón

El arte y el deporte es una forma de recreación que puede ser seguido vía televisión, asistir a un juego en un estadio, visitar un museo o que mejor el practicar alguna disciplina artística o entrenar su actividad predilecta. Sin embargo, para los niños del Proyecto Imagina, estos pasatiempos son una forma de olvidar su condición médica por un momento.

El Proyecto Imagina (Project Imagine en inglés) ha sido implementado en el Centro Médico Summerlin y en el Hospital Infantil Sunrise, y consta en que diversos artistas de diferentes campos como la escritura poética, teatro, artes plásticas ya sea pintura, escultura o fotógrafos asisten a los pisos donde se encuentran los niños internados y les dan un taller de su especialidad.

“Una pintora fue mucho al hospital y me visitaba, ella es la razón por la que yo sé pintar ahora. Me ayudó mucho mientras estuve internado porque me hizo olvidarme de todo, antes sabía colorear o algo muy básico, ella abrió mi corazón a la pinturas”, dijo Rebeca Munguía, niña sobreviviente de cáncer que participó en el proyecto.

A la pintora que se refiere Rebeca, es la fundadora de esta organización sin ánimo de lucro, Diane Mifsud, artista plástica residente de Las Vegas, quien hace 10 años perdió a un familiar a causa de cáncer, y ella le pudo ayudar como mejor sabe, dándole clases de pintura. Al ver lo animada que estaba esta niña durante la actividad, sus clases fueron más formales y se ofreció como voluntaria en hospitales.

La propia Mifsud organizó, el domingo 8 de abril, un partido de hockey entre no profesionales en la pista de entrenamiento de los Golden Knights, para recaudar fondos para su organización y expandir sus servicios, ella requiere todo el material para realizar una obra como pinturas, lienzos y pinceles.

“Un niño con una condición médica seria debe tener una forma de expresarse y liberar el dolor, ansiedad y sentimientos de estar en un hospital. Sea mediante un poema, ensayando una obra de teatro, bailando o pintando son formas de soltar todos esos sentimientos negativos y olvidarse de sus problemas”, comentó Mifsud.

Los beneficios que se obtienen por participar en el Proyecto Imagina, de acuerdo con Mifsud, son una recuperación más rápida, reducir el estrés, mejorar el humor, distracción a las situaciones médicas, manejar la tensión, aliviar sentimientos de ira o tristeza, elevar el autoestima y el poder de expresión.

En el partido realizado el domingo, 8 de abril, no importó el resultado del juego entre los equipos, en el público asistieron niños que han salido de un tratamiento como Rebeca, quien compartió su testimonio, junto a su familia. El Proyecto Imagina no cobra por sus servicios en los hospitales.

Para más información visite

www.projectimaginelv.org

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like