Kayla McBride vuelve con las Aces tras su éxito en Europa

El entrenador de las Aces, Bill Laimbeer, le advirtió a la All-Star de la WNBA, Kayla McBride, que tal vez no anotaría mucho como lo hizo la temporada pasada.

Y McBride respondió que estaba de acuerdo con eso. Lo que sea necesario para ganar.

McBride se unió a las Aces en el campamento de entrenamiento el miércoles con una nueva perspectiva (la perspectiva del campeonato) luego de ganar los títulos de la Liga Europea y la Premier League rusa el mes pasado con su equipo, UMMC Ekaterinburg.

La escolta de 5 pies y 10 pulgadas de altura regresó a su casa en Erie, Pensilvania, el 1º de mayo para pasar tiempo con su familia antes de llegar a Las Vegas el martes para su primer campo de entrenamiento desde su temporada de novata en 2014.

Renovada. Enfocada. Lista para competir.

“Tan grande como ella es con los galardones individuales y el logro de esas cosas, realmente puedo decir que el equipo y lo que sea que necesite es su punto focal”, afirmó Breen Weeks, la entrenadora de larga data de McBride. “Estaba decidida a volver al aspecto ganador, sintiendo lo que es ganar continuamente y traer eso a la ciudad de Las Vegas”.

Al ingresar a su sexta temporada en la WNBA, McBride ya ha demostrado que es una jugadora de élite. En el primer año de la franquicia en Las Vegas, promedió un récord personal de 18.2 puntos con un 44.2 por ciento de tiros, incluyendo un 39.3 por ciento de tres puntos, mientras que ayudó al equipo a ganar seis juegos más que en 2017 cuando jugó en San Antonio.

Pero las Aces se perdieron los playoffs con un récord de 14 a 20, y McBride, fatigada por los meses de competencia, se inclinaba por quedarse en el estado para recuperarse después de la temporada de la WNBA.

Hasta que UMMC Ekaterinburg la contactó a fines de septiembre.

“Fue una elección que tomé para mi carrera y valió la pena”, señaló la joven de 26 años, quien se había perdido los últimos cuatro campos de entrenamiento debido a su compromiso en el extranjero.

En Rusia, McBride se asoció con sus compañeras de la WNBA All-Stars: Brittney Griner y Courtney Vandersloot, para ayudar a UMMC Ekaterinburg a un récord global de 40 a 2 y títulos en la Premier League rusa y la EuroLeague, considerada la segunda mejor liga del mundo.

McBride promedió 14.1 puntos con un 47.5 por ciento de tiros, 46.7 por ciento en tiros de tres puntos en la Eurocopa y se asimiló a la cultura de campeonato del club junto a otras grandes jugadoras.

Todo ello cumpliendo uno de sus objetivos de toda la vida.

“El hecho de haber estado allí con grandes jugadoras y ganar campeonatos de esa manera, hace que quieras volver y hacer lo mismo aquí”, señaló McBride, campeona de puntuación de la EuroLeague en 2018. “No se trata de ser una All-Star, se trata de ser la mejor jugadora que puedo ser para el equipo”.

Laimbeer dijo que está contento de que McBride haya jugado con otras grandes jugadoras en el extranjero y espera que una parte particular de la experiencia la beneficie.

Otras jugadoras de las Aces están en línea para producir más esta temporada y Laimbeer conoce las capacidades ofensivas de McBride, pero espera que continúe contribuyendo de otras formas intangibles.

“Otras personas también pueden producir cuando compites con grandes jugadoras. Con suerte, ella aprendió eso”, destacó. “Ahora se trata de ganar, no de estadísticas individuales o solo de ser competitivas. Ahora se trata de intentar ganar partidos”.

Bien para ella.

Ella es dos veces All-Star de la WNBA y campeona de la Premier League y EuroLeague rusas.

Ahora es el momento de convertirse en una campeona de la WNBA.

“Aprendí mucho, y estoy tratando de llevar lo que aprendí y la mentalidad de ganar allá, aquí en Las Vegas”, concluyó McBride. “En este momento, es más mental. ¿Qué fuerza mental puedo aportar a este equipo? Eso es lo que nos llevará a los playoffs”.

Para más de Las Aces: Siga toda nuestra cobertura en línea de las Aces en eltiempolv.com/Aces y en @ en Twitter.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like