Kobe Bryant reciube una ‘bofetada’ del Jazz a 8 juegos de su adiós

Kobe Bryant recibió la mayor bofetada de su carrera deportiva tras la derrota de Los Angeles Lakers frente a Utah Jazz por 48 puntos de diferencia (123-75) gestada el lunes. Si la traspiés ante Oklahoma City Thunder por 35 puntos de diferencia de diciembre ya fue dolorosa (Kobe no estuvo presente en el revés por 40 unidades que vivió el equipo dos días antes de aquella cita), ésta toma la delantera de manera abrumadora a falta de ocho encuentros para el final de su carrera. Precisamente su última cita será ante un Jazz que humilló a la Mamba Negra, a unos Lakers impotentes y a un Byron Scott al que le aguaron su 55 cumpleaños.

El objetivo de Kobe es el de hacer el último esfuerzo y estar presente en todos los partidos que quedan. Su coraje y ganas de agradar a los aficionados que desean verle tanto en Los Ángeles como en otras ciudades son indiscutibles, sin embargo su eficacia queda en evidencia cuando las piernas y el hombro acumulan minutos sin apenas descansar.

El escolta jugó cinco partidos en siete días incluyendo viajes a Phoenix y Utah en los que participó una media de 27.6 minutos por juego, dos minutos más que su balance durante marzo.

Hasta el encuentro del lunes, sus actuaciones habían sido destacadas con un promedio de 20.5 PPJ en los cuatro encuentros anteriores al de Utah. En el previo ante Washington Wizards y el anterior frente a Denver Nuggets alcanzó una efectividad en tiros de campo de 40 y 45 por ciento, mientras que estuvo más afinado de lo normal desde el perímetro (42.9 y 44.4 respectivamente).

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like