97°F
weather icon Clear

La UNLV tiene un plan de juego si se separa de Tony Sánchez

Ahora que el equipo la UNLV de Tony Sánchez llegó a siete derrotas y no es elegible para un tazón, su futuro y el del programa de fútbol están muy en cuestión.

La directora atlética, Desiree Reed-Francois, le notificó a Sánchez en un comunicado después de la temporada pasada que esperaba la elegibilidad para el tazón en esta, su quinta temporada. Eso significaba que los Rebels necesitaban ganar al menos seis juegos. Con tres partidos restantes después de la derrota 37 a 17 del sábado contra Colorado, eso ya no es una posibilidad. UNLV tiene 2 juegos ganados de 7 y quedará inactivo esta semana antes de terminar la temporada en casa contra Hawaii, San Jose State y el último fuera de casa contra la UNR.

Lo mejor que pueden hacer Sánchez y los Rebels es terminar 5-7. En caso de que la UNLV gane, Sánchez cree que merece una temporada extra para finalmente reclutar con el complejo de Fútbol Fertitta completo y el Estadio Allegiant como puntos de venta principales.

Sánchez fue la fuerza impulsora detrás del complejo de fútbol, ​​su relación con la familia Fertitta hizo que las instalaciones de 73 mil pies cuadrados y 34.8 millones de dólares se convirtieran en una realidad que otros entrenadores de la UNLV no lograron alcanzar. Sus partidarios argumentarían que se merece otra temporada debido al impacto a largo plazo que el complejo podría tener en el programa.

Pero los detractores de Sánchez señalarán su récord de 18-39 con la UNLV, un récord que no incluye apariciones de postemporada.

“Donde se supone que debo estar”

“Me digo a mí mismo que estoy donde se supone que debo estar”, dijo Sánchez recientemente. “El Señor me quiere aquí ahora mismo haciendo lo que estoy haciendo. Si me preocupo por todas esas cosas (seguridad laboral), ¿cómo voy a ser bueno para estos niños?”

Si Reed-Francois, quien no quiso comentar para este reportaje, decide seguir adelante, la UNLV le debería a Sánchez el salario base restante de 300 mil dólares por año. Le quedan dos años de su contrato después de esta temporada, que paga 600 mil dólares, incluidos 300 mil dólares anuales por apariciones en los medios.

Una breve temporada es la norma para los entrenadores de la UNLV. Solo Tony Knap (1976 a 1981) y John Robinson (1999 a 2004) duraron más de cinco temporadas. Sánchez es el undécimo entrenador en la historia del programa.

Una pregunta es cuánto dinero estaría dispuesta a gastar Reed-Francois para un nuevo entrenador. Ella ha informado previamente que quiere que la UNLV pague en el tercio superior de Mountain West. Reed-Francois hizo exactamente eso en marzo al hacer que T.J. Otzelberger sea el entrenador de baloncesto masculino mejor pagado de la conferencia. Otzelberger gana 1.1 millones de dólares esta temporada y tendrá un promedio de 1.3 millones de dólares durante el periodo de su contrato de cinco años.

El tercio superior entre los entrenadores de fútbol de Mountain West, según USA Today, comienza con los 1.6 millones de dólares que gana Jeff Tedford de Fresno. Craig Bohl, de Wyoming, es el entrenador de liga mejor pagado con 2.1 millones de dólares.

Si la UNLV va a ser altamente competitiva financieramente, esos grandes dólares junto con las nuevas instalaciones podrían atraer un gran interés por el trabajo, pero eso no necesariamente significa que Reed-Francois buscaría una contratación de renombre.

Enfoque prometedor

Ella se ha apegado a la filosofía de contratación de buscar lo que considera entrenadores prometedores. Además de contratar a Otzelberger para entrenar baloncesto masculino, Reed-Francois trajo a Kristie Fox para softball y a Dawn Sullivan para voleibol. Otzelberger fue el entrenador en el estado de Dakota del Sur, Fox dirigió Texas-Arlington y Sullivan fue el entrenador asociado en el estado de Iowa.

Por lo tanto, la historia de Reed-Francois hace que sea poco probable que recurra a un conocido entrenador de fútbol como Lane Kiffin de Florida Atlantic o Jay Gruden, quien recientemente fue despedido por los Washington Redskins pero cuyo hermano, Jon, entrena a los que pronto serán Los Raiders de Las Vegas.

Se espera que Reed-Francois considere tres tipos de candidatos: entrenadores en jefe en escuelas de FBS de conferencias más pequeñas, entrenadores en jefe en programas de FCS y entrenadores asistentes en equipos de Power Five.

Varias opciones

En cuanto a la primera opción, podría considerar a alguien como el entrenador de Alabama-Birmingham, Bill Clark, de 51 años. Fue el entrenador nacional del año la temporada pasada según varias publicaciones y recibió el mismo honor de CBS Sports en 2017. Clark ha alcanzado 25-9 desde que la UAB revivió su programa.

Dos opciones de FCS podrían ser Jay Hill de Weber State y Matt Entz de North Dakota State.

Hill, de 44 años, tiene marca de 43-28, ha llegado a los playoffs en las últimas tres temporadas y ganó campeonatos consecutivos de la Conferencia Big Sky, cambiando un programa que terminó 2-10 en su primer año.

Entz, de 46 años, está en su primera temporada como entrenador de Dakota del Norte después de servir como coordinador defensivo en los últimos cinco años. Los Bison van 9-0 y han ganado siete de los últimos ocho campeonatos nacionales.

Si Reed-Francois toma la ruta de los Power Five, podría intentar conseguir a alguien como el coordinador de juego de Louisiana y el entrenador de receptores abiertos Joe Brady o el coordinador co-ofensivo de Oklahoma, Bill Bedenbaugh.

Brady, de 30 años, es considerado una estrella en ascenso y se encuentra en su primera temporada en LSU después de pasar los dos años anteriores como asistente ofensivo de los New Orleans Saints. Su trabajo ha ayudado a convertir al mariscal de campo de los Tigers, Joe Burrow, en un fuerte candidato al Trofeo Heisman.

Bedenbaugh, de 47 años, está en su primera temporada ayudando a ejecutar la ofensiva de Oklahoma y en su séptima como entrenador de línea ofensiva.

Los rivales lo nombraron uno de los mejores 25 reclutadores de la nación en 2017 y 2018, y fue finalista del Premio Broyles 2017, que se otorga al mejor asistente del país.

Reed-Francois podría considerar ninguno, algunos, la mayoría o todos esos candidatos. Si la búsqueda en el baloncesto mostró algo, es que ella piensa ejecutar una operación muy escondida en la cual las filtraciones deberían ser mínimas.

Y Sánchez todavía espera poder opinar sobre quién entrenará a la UNLV la próxima temporada.

Para más de los Rebels: Siga toda nuestra cobertura en línea de los Rebels en eltiempolv.com/Rebels y en @RJRebels en Twitter.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Un Ángel protege la portería de Las Vegas Lights FC

“He estado aquí desde el primer día de entrenamiento, lo recuerdo muy bien, 3 de enero de 2018 fue cuando nos pidieron que nos presentáramos para pruebas físicas. Gracias a Dios soy el único que sigue en el equipo”, fueron las palabras con las que el portero de Las Vegas Lights FC, Ángel Álvarez, comenzó una conversación con El Tiempo para compartir detalles sobre su tercer año como futbolista profesional.

La nutrición deportiva durante la pandemia

La manera en que la nutricionista de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV) Nicole Kiley comparte su experiencia con los estudiantes –atletas- de la escuela, ha cambiado en medio de la pandemia de coronavirus. Más llamadas telefónicas. Más teleconferencias. Pero la esencia de su papel no ha cambiado mucho.

 
Se cancela la temporada de los Aviators de Las Vegas

La Liga Menor de Béisbol se vio obligada a cancelar su temporada el martes, después de que la MLB dijera que no proporcionaría jugadores este año.

Apostó $100 para ganar $30,000

Cuando se dio a conocer, el domingo 28 de junio de 2020, que los Patriots habían firmado a Cam Newton, las casas de apuestas de Las Vegas redujeron rápidamente las probabilidades de Nueva Inglaterra en todos los ámbitos y las probabilidades de Newton de ganar el premio al Jugador Más Valioso de la NFL y al Jugador del Año de Regreso.

“Cutmen” se ajusta al protocolo

Se ha convertido en la versión de boxeo de The Shawshank Redemption, la película de 1994 sobre una amistad cultivada en prisión.