Llenan fans de Golden Knights la T-Mobile Arena para la fiesta de espectadores

ActualizadoJune 6, 2018 - 12:20 pm

A medida que las temperaturas trepaban mucho más de 100 grados la tarde del lunes en el Strip, miles de entusiastas fanáticos se prepararon para la comodidad con aire acondicionado de la primera fiesta de espectadores de los Golden Knights dentro de la T-Mobile Arena.

Los fanáticos corrieron adentro cuando las puertas se abrieron a las 3:30 p.m., agarrando toallas de rally “Vegas Born”, carteles y, lo más importante, buenos asientos para ver el Juego 4 de la Final de la Stanley Cup contra los Washington Capitals.

Anna Horvath, de 19 años, de Las Vegas, ha estado en los partidos de postemporada fuera de la arena en la Toshiba Plaza, y dio la bienvenida al cambio de escenario.

“Siempre ha sido muy bueno”, dijo Horvath. “Siempre ha habido mucha gente. Pero es realmente bueno que el evento sea dentro, es genial, podemos verlo en la pantalla grande”.

Ella fue una de los muchos fans que tuiteó en la cuenta de Twitter de la arena para presionar a favor de una fiesta en el interior. Si T-Mobile no hubiera abierto, confesó Horvath, probablemente habría asistido a la fiesta de observación al aire libre en el Centro de Eventos del Centro de Las Vegas.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de calor excesivo para el valle el lunes, y la temperatura alcanzó 107 grados. El récord para el 4 de junio es de 109, establecido hace dos años, informó el servicio meteorológico.

Debido al calor, “queríamos ofrecer una opción de interiores para nuestra fiesta oficial del Juego 4”, reportó el presidente del equipo, Kerry Bubolz, en un comunicado.

Aproximadamente 10 mil personas asistieron al evento gratuito, según Katharine Sherrer, gerente de relaciones públicas de MGM Resorts International.

Entre ellos estaba el residente de Las Vegas: Charles Lynch, quien se apropió de asientos para él y para cuatro amigos minutos después de que se abrieran las puertas. Vestido con una falda escocesa de cuadros amarillos y negros y pintura para la cara negra, amarilla y plateada, Lynch comentó que estaba inspirado por Lee Orchard, el “Caballero de Oro” que abre todos los juegos en casa.

“Él me desafió a vestir una falda escocesa e intensificar mi juego de playoffs, así que yo y mi compañero de cuarto nos pusimos faldas ahora porque nos dijo que lo hiciéramos,” detalló Lynch, quien asistió a 15 partidos de temporada regular y cada fiesta de espectadores durante los partidos de los playoffs. “No puedo cambiar mi rutina”.

Pero estaba contento de que este estuviera dentro, especialmente después de que comenzó a usar la falda.

“He estado trayendo una caja de agua completa para regalar a la gente, por lo que al menos no tuve que hacer eso hoy”, indicó Lynch.

Cuando la transmisión comenzó a las 5 p.m., las imágenes de los jugadores de Washington Capitals aparecieron en la pantalla: camisetas rojas patinando en el hielo de casa, seguidas de un primer plano del capitán Alexander Ovechkin.

La arena rebosaba de abucheos.

El sonido se convirtió rápidamente en gritos y vítores cuando se mostró el negro y el dorado, junto con algunas caras familiares: Marc-André Fleury, William Karlsson y Ryan Reaves.

Una vez que comenzó el juego, la multitud rugía cada vez que el puck se acercaba a la portería de los Capitals.

Luego vinieron los gritos.

Diez minutos adentro, T.J. Oshie anotó el primero de los tres goles de Washington en el período de apertura. Los Capitals ganarían, 6 a 2, y tomarían una ventaja de 3 a 1.

Aunque los Caballeros perdieron, el lunes fue una experiencia memorable para la residente de Las Vegas, Zaira Contreras y su familia, quienes hicieron su primera visita a la arena.

“Tan pronto como escuchamos que tenían una fiesta de vigilancia en el interior, nos bajamos del trabajo temprano para poder venir aquí”, agregó.

Y la experiencia no se perdió en su hija de 3 años, Mia.

“¡Estoy súper, súper, súper, súper, súper emocionada!”, exclamó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like