52°F
weather icon Possible Drizzle

Los Raiders dejan escapar una gran oportunidad en su derrota contra los Texans

HOUSTON

Aquí está el problema para los Raiders y esa idea sobre si una oportunidad no toca la puerta, uno debería construirla.

El domingo, habrían sido penalizados por no cumplir con las especificaciones adecuadas o simplemente haber dejado caer todo sobre sus cabezotas.

Este fue uno de esos juegos retrospectivos. Cuando llegue diciembre y las plazas de playoffs estén aseguradas, los Raiders podrían lamentarse de su derrota por 27 a 24 ante los Texans en el NRG Stadium.

Se acabaron, finalmente, los cinco juegos consecutivos fuera de Oakland, concluyendo ante una afluencia anunciada de 71 mil 893 de una manera que los Raiders olvidarán pronto.

El equipo que regresa a casa para llevar a cabo tres juegos consecutivos y cuatro de los próximos seis, comenzando con Detroit el próximo domingo, tuvo todas las oportunidades de terminar su largo viaje con una victoria y tomar ventaja frente a frente para un posible desempate en los playoffs.

Estuvo allí para que la tomaran.

“Fue un juego realmente grande”, comentó el exterior defensivo novato de los Raiders, Clelin Ferrell. “Fue una oportunidad perdida, seguro. Esta duele muy, muy feo”.

Si no te diste cuenta, él y sus compañeros de equipo estaban muy, muy decepcionados.

Fue una combinación de su propio hacer y de nuevo las habilidades de un gran mariscal de campo, porque como Patrick Mahomes y Aaron Rodgers antes que él esta temporada, Deshaun Watson dominó a los Raiders durante un periodo lo suficientemente largo como para asegurar una victoria.

Lideró a Houston para obtener 17 puntos en la segunda mitad y lanzó el touchdown ganador del juego después de salvarse de un casi sack, casi cayendo al suelo y luego ser pateado en el ojo, agregando insulto a la lesión por una defensa de los Raiders que se quedó estática en el campo por más de 20 minutos en la segunda mitad.

El hecho de que los Raiders tuvieran todo tipo de problemas para sacar a un jugador del calibre de Watson del campo, se ha convertido en algo más semanal que de sorpresa, y si combinas un juego tan poroso con 11 penalizaciones cada 100 yardas y caídas, cualquier posibilidad de ganar se vuelve aún más remota.

Hasta ahora, todas esas banderas amarillas lanzadas en su dirección no han sido un problema importante para los Raiders, pero lo descuidado floreció temprano el domingo, y Oakland ahora ocupa el lugar número 11 en la liga con un promedio de casi 78 yardas en penaltis.

No fue solo eso. Es posible que hayan estado limitados en oportunidades durante la segunda mitad, pero los Raiders no atacaron lo suficiente durante toda la tarde a una defensa que perdió al extremo All-Pro, J.J. Watt (por un desgarre pectoral), para la temporada en la primera mitad.

Y cuando fueron agresivos, los Raiders terminaron pateándose en la cabeza y a Watson en el ojo.

Apoyando a Houston

Considera su drive final, perdiendo 27 a 24 con 6:26 minutos restantes, tratando de al menos alcanzar el rango de gol de campo para posiblemente empatar y llegar a tiempo extra.

Durante las últimas cuatro jugadas, Tyrell Williams soltó dos pases de Derek Carr y el guardia Richie Incognito fue amonestado lo cual provocó que los Raiders estuvieran fuera del alcance del pateador Daniel Carlson.

En cambio, nunca volvieron a ver la pelota.

“Quiero decir, solo tuvimos tres (posesiones de la segunda mitad)”, criticó Carr. “Este duele al mil por ciento, pero nadie está bajando la cabeza. Todo sigue frente a nosotros”.

Los Raiders se enfrentan a un calendario restante de nueve juegos contra equipos que, antes del domingo, tenían un 18-35-1 combinado. Entonces, si aceptan que pueden permanecer en la contienda por un lugar en los playoffs, perder contra un equipo en Houston que también parece ser una variedad de comodines podría costar mucho en el camino.

Significa que los Raiders ahora son fans de los Texans para que ellos ganen la AFC Sur, dado que el equipo de Gruden venció a Indianápolis, que lidera esa división.

Sin duda, todo esto está varios pasos por delante para un equipo que no puede parar constantemente y el domingo perdió el corazón y el alma de su línea ofensiva cuando el centro Rodney Hudson se fue con un tobillo lesionado.

También existe esta verdad: los grandes equipos pueden darse el lujo de perder esa oportunidad.

Los Raiders no están en su mejor momento, y esto tiene todas las características de un juego retrospectivo.

“Más adelante en la temporada, habrá un juego como este”, concluyó el receptor abierto novato Hunter Renfrow. “Tal vez sea la semana 12, 13, 14 … vamos a tener la oportunidad de aprovechar la oportunidad”.

Tal vez sí, tal vez no.

Pero el domingo, perdieron una muy, muy grande.

Para más de los Raiders: Siga toda nuestra cobertura en línea de los Raiders en eltiempolv.com/RaidersNFL y en @NFLinVegas en Twitter.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Fundación Las Vegas Raiders

“La fecha límite para solicitar la subvención del programa de subvenciones de inversión comunitaria de la Fundación Raiders es el 1 de febrero”, comentó en un comunicado enviado a los principales medios de comunicación locales, el departamento de prensa de Las Vegas Raiders.

Cancela el CCSD la temporada atlética de otoño

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) informó a los directores y subdirectores el viernes 22 de enero que sus escuelas miembros no participarán en la temporada deportiva de otoño.

 
Golden Knights cazaron Coyotes; Fleury evita entrada de goles

William Karlsson anotó a falta de 42.7 segundos para el final del tercer tiempo y Marc-André Fleury se encargó de la victoria por uno a cero de los Golden Knights sobre Arizona.

Acercan recursos para incentivar el deporte entre los niños

Las muestras de solidaridad no han quedado solamente en la época decembrina recién concluida, este 2021 también ha iniciado con eventos comunitarios donde se busca ayudar a familias de bajos recursos y/o afectadas financieramente por la pandemia de COVID-19, la cual aún se mantiene.

 
Hank Aaron, el antiguo rey de los jonrones del béisbol, muere a los 86

Hank Aaron, que soportó amenazas racistas con estoica dignidad durante su persecución de romper el récord de jonrones de Babe Ruth y dejó su huella con gracia como uno de los mejores jugadores de béisbol, murió el viernes. Tenía 86 años.