90°F
weather icon Mostly Cloudy

Los Raiders no fueron rival para los Falcons

ATLANTA — Hubiera sido diferente si los Raiders no hubieran pasado por exactamente lo mismo, bajo las mismas circunstancias en el mismo momento de la temporada pasada. Pero lo hicieron, y eso hace que su negativa a prestar atención a la lección pasada sea mucho más inexcusable, y la resultante derrota por 43 a seis ante los Atlanta Falcons el domingo sea tan indefendible.

Después de pasar una semana entera explicando a cualquiera que escuche por qué la versión de este año de los Raiders es tan diferente a la del año pasado, inexplicablemente volvieron a sus vidas de 2019 en una sorprendente derrota que los empuja al borde exterior de los playoffs.

“Muy frustrante” es como el mariscal de campo de los Raiders, Derek Carr, lo dijo.

El lamentable desempeño reflejó una imagen que mostraron el año pasado en la derrota por 34 a tres contra los Jets de Nueva York. Los Raiders entraron en ambos juegos seis a cuatro con aspiraciones de desempate, sólo para ser expulsados cada vez.

La derrota ante los Jets se dio al final de la temporada que hizo añicos las esperanzas de los Raiders de llegar a los playoffs. Sólo el tiempo dirá si esto es el precursor de una similar eliminación de final de temporada o la llamada de atención que hace que los Raiders (6-5) vuelvan a entrar en forma.

Pero con tanto que desempacar de una aplastante derrota en la que cometieron cinco pérdidas de balón y 11 penalizaciones por 141 yardas y se precipitaron por unas míseras 40 yardas mientras convertían sólo tres de 12 terceros downs, tienen que trabajar duro para arreglarlo todo.

Eso será aún más difícil con el cornerback Damon Arnette dejando el partido con una conmoción cerebral y Josh Jacobs sufriendo una lesión en el último cuarto de la pierna que lo dejó fuera de juego el resto del partido.

La pérdida se debió a una semana de preparación que Carr dijo que estaba muy por debajo de lo que están acostumbrados este año. “Nuestra semana de entrenamiento no estuvo a la altura de lo que hemos establecido”, comentó.

Lo siguiente es otro viaje a través del país para jugar contra los Jets, irónicamente, en lo que se espera que sea el tipo de condiciones climáticas del noreste que históricamente se llevan lo mejor de los Raiders. Se necesitará toda su determinación para asegurarse de que el tropiezo del domingo contra los Falcons sea un tropiezo aislado y no una señal de lo que vendrá.

La preocupación inmediata es averiguar qué pasó exactamente el domingo.

De principio a fin, fueron los Falcons quienes impusieron su voluntad, dictaron los términos y jugaron con propósito y concentración. En otras palabras, fue Atlanta jugando como el equipo que lucha por un puesto en los playoffs.

La respuesta de los Raiders, tal como fue, fue un completo contraste. Desde el principio se mostraron débiles en la ofensiva, incapaces de establecer el tono por adelantado mientras permitían a los Falcons obstaculizar su juego de carreras y crear estragos en los bolsillos de Carr. Eso llevó a una serie de lanzamientos apresurados, tres pérdidas de balón y un retorno de intercepción para un touchdown.

Peor aún, cuando los Raiders se vieron abarrotados en una cuarta carrera hacia abajo en su propia línea de 45 yardas, estableciendo un gol de campo de los Falcons para llegar a 3-0, y luego se lanzaron a su siguiente jugada ofensiva desde el scrimmage para establecer otro gol de campo para quedarse con un 6-0, la resolución que mostraron desde ese momento en adelante fue profundamente deficiente.

“Debemos levantarnos y luchar mejor”, comentó el entrenador de los Raiders, Jon Gruden. “El cuerpo técnico y como equipo de fútbol, eso es algo que hay que tener en cuenta. Es un reflejo de mí. Y pido disculpas a los fans de los Raiders”.

Igual de inquietante fue el constante aluvión de penaltis que cubrió casi todos los rincones del libro de reglas. Casi todos ellos le costaron caro a los Raiders.

Una llamada en espera de Kolton Miller y un penalti mano a mano de Brandon Parker convirtió un segundo gol de los tres de Atlanta en el segundo y el primero de los 23. Los Raiders nunca se recuperaron y tuvieron que conformarse con un gol de campo de Daniel Carlson de 29 yardas en lugar de un touchdown.

Luego, en el segundo cuarto con los Raiders perdiendo 6 a 3, el pateador de los Falcons, Younghoe Koo, se fue a la derecha en un gol de campo de 40 yardas. El único safety de reserva, Dallin Leavitt, derribó a Koo y fue penalizado. Con una nueva serie de downs, los Falcons terminaron anotando un touchdown para subir 13 a 3.

Mientras tanto, Maliek Collins fue penalizado por fuerza excesiva al pasador al final de la primera mitad para ayudar a establecer el gol de campo de 30 yardas de Koo para poner a los Falcons en 16 a 3. Más tarde, Isaiah Johnson fue penalizado por interferencia en el pase y Maxx Crosby usó fuerza excesiva sobre el pasador en el tercer cuarto del touchdown de los Falcons para subir 30 a 6.

“Les dimos tiros libres”, dijo Gruden sobre el precio que pagaron los Raiders. “Es una receta para el desastre, y eso fue lo que se vio hoy”.

La clave ahora es asegurarse de que sea algo de una sola vez.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
 
Golden Knights intercambian a Ryan Reaves

El vestidor y el banquillo de los Golden Knights van a estar mucho más en silencio la próxima temporada.

¡Jugo de naranja en el Cashman Field!

La directiva de Las Vegas Lights FC puso a disposición de los aficionados un paquete denominado “¡La mejor oferta en la historia de los martes!”, que constaba de tres tacos, una cerveza Estrella Jalisco de 24 onzas y un boleto para el partido ante Orange County FC, por únicamente 20 dólares. Los aficionados se pudieron “bajar” los tres tacos con un delicioso “juego de naranja”, producto de la victoria que los locales obtuvieron ante Orange County SC por holgado marcador de 3 goles a 1.

La nadadora local Bella Sims se proclama subcampeona de Estados Unidos

Bella Sims, nativa de Las Vegas, que nada para los Sandpipers de Nevada, ayudó a clasificar a Estados Unidos para el relevo de los 800 metros libres en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde quedó en segundo lugar.

 
Jon Gruden entusiasmado con la secundaria de los Raiders

El entrenador de los Raiders, Jon Gruden, dijo que cree que una de las peores unidades de su equipo el año pasado podría ser una fortaleza en 2021.

Tacos y fútbol en el Cashman Field

La directiva de Las Vegas Lights FC puso a disposición de los aficionados un paquete denominado “¡La mejor oferta en la historia de los martes!”, que consta de tres tacos, una cerveza Estrella Jalisco de 24 onzas y un boleto para el partido ante Orange County FC, por únicamente 20 dólares.