Marc-André Fleury entretiene en breve aparición del Juego de las Estrellas

SAN JOSÉ, Calif. — Marc-André Fleury no fue recibido calurosamente por los fans de los Sharks durante todo el fin de semana NHL All-Star, seguramente un efecto residual de los Golden Knights que eliminaron a San José en los playoffs.

Cuando el canto “¡Queremos a Fleury!” comenzó a sonar el sábado en SAP Center, el portero no supo qué hacer.

“Me abuchearon hasta este momento, grandes emociones, ¿verdad?”, criticó Fleury. “Altos y bajos”.

Incluso con los fans rivales que lo hicieron pasarla mal, Fleury logró entretener en su breve aparición durante el Juego de las Estrellas.

Recibió, en orden: una aclamación del Bronx, varias risitas y, en última instancia, una apreciación genuina de la multitud en la derrota de 10-4 de la División del Pacífico ante la División Central durante las semifinales del torneo 3-sobre-3.

“Incluso si jugamos por diversión, todavía es decepcionante perder”, agregó Fleury. “Siento pierdes cara cuando sales derrotado de un partido, desearía haberlo hecho mejor para los jugadores de los Sharks”.

La División Metropolitana derrotó al Central 10 a 5 y dividirá el premio de un mdd. Sidney Crosby, de Pittsburgh, se llevó a casa el honor del Jugador Más Valioso luego de un esfuerzo de dos goles y tres asistencias en la final.

El Pacífico ingresó como el campeón defensor y tuvo un récord de 3 a 0 contra el Central, superando a los 24 a 11.

John Gibson de Anaheim comenzó pero permitió siete goles en nueve tiros, lo que hizo que la multitud se mostrara más que un poco ansiosa para que apareciera Fleury.

“Obviamente, todavía te importa, pero es lo que es”, dijo Gibson. “Espero que si estoy (en el Juego de las Estrellas) el próximo año, sea un poco mejor”.

Fleury, quien llevaba sus almohadillas de oro, entró con su equipo por 7 a 1 y permitió un gol a Gabriel Landeskog de Colorado en el primer disparo que enfrentó. (Más abucheos siguieron.)

Cuando Fleury detuvo el siguiente disparo de Mark Scheifele de Winnipeg, siguió una aclamación sarcástica.

Fleury reconoció a los fans con un no tan sutil movimiento de su guante.

“Todo el mundo estaba animando cuando hice un pequeño primer salvamento, así que solo quería dar las gracias”, dijo. “He estado en los zapatos de John, creo que cuando Columbus estuvo el Juego de las Estrellas, me abuchearon y la gente me gritaba que me sacara de allí, no es un lugar fácil para estar”.

Pero los gruñidos se convirtieron en risas a las 2:30 del período en que Fleury salió disparado de su pliegue y se deslizó por las marcas en un débil intento de negar a Ryan O’Reilly de St. Louis en una escapada.

O’Reilly patinó alrededor de Fleury y golpeó el disco en la red abierta, mientras Fleury se quedó dando vueltas sobre su estómago.

“Creí que el puntaje ya había llegado a 9 a 1 u 8 a 1, así que pensé en hacer algo diferente, intentar sorprender”, afirmó Fleury. “Pero entonces tampoco quise salir y sacar los pies. Tal vez debí haberme quedado en mi red, pero me divertí un poco saliendo, sí”.

Fleury terminó con seis salvadas en nueve tiros, y bloqueó a Patrick Kane de Chicago en dos escapadas en los últimos tres minutos, para deleite de la multitud.

Erik Karlsson, de San José, terminó con dos goles, Brent Burns tuvo un gol y una asistencia, y Joe Pavelski agregó dos asistencias para brindar algún consuelo a los fans locales.

“Por lo general, estamos en el otro lado en los últimos años”, comentó Drew Doughty de Los Ángeles. “Fue duro para todos nosotros”.

Para Fleury, su atención ahora cambia a la semana de descanso después de comenzar 45 de los primeros 52 juegos de los Caballeros.

“Creo que para mí fue un descanso oportuno, simplemente sal del hielo para los próximos días aquí”, se recomendó. “Descansa, relájate, cura algunas cosas pequeñas y estaré bien cuando regresemos”.

Para más de los Golden Knights: Siga toda nuestra cobertura en línea de los Golden Knights en eltiempolv.com/GoldenKnights y en @HockeyinVegas en Twitter.

Add Event

You May Like