Max Ornelas mantuvo el invicto al derrotar a Raymond Tabugon

La empresa Roy Jones Jr. Boxing presentó una atractiva cartelera boxística el viernes 10 de agosto en el hotel y casino Red Rock, durante la noche 10 pugilistas subieron al ring con el objetivo de brindar un buen espectáculo ante los aficionados presentes y mostrar su talento para seguir avanzando en su carrera deportiva. La pelea estelar fue protagonizada por el boxeador local y estudiante de UNLV, Max Ornelas, quien se enfrentó al filipino Raymond Tabugon.

En los combates preliminares, Shady Gamhour (8-0) –de Florida- y Even Torres (7-5) –de México- ofrecieron una intensa pelea que tuvo que definirse por decisión dividida de los jueces, quienes dieron el triunfo a Gamhour.

El texano Kendo Castañeda (13-0) se enfrentó al nevadense Jesús Gutiérrez (14-2) en la pelea co-estelar. Este combate inició con cierta paridad y una postura ofensiva por parte de ambos pugilistas, sin embargo, fue Castañeda quien logró inclinar la pelea a su favor en las rondas finales conectando golpes más efectivos. El triunfo por decisión unánime fue para Kendo Castañeda.

Tocó el turno de la pelea más esperada de la noche. El representante de Las Vegas, Max Ornelas, llegó a este compromiso con una marca de 11 triunfos por 0 derrotas y 4 nocauts conseguidos en su corta pero exitosa carrera, situación que sigue impulsándolo como la promesa del boxeo nevadense.

Por su parte, el filipino Raymond Tabugon ostentaba tener más experiencia sobre el ring al tener una marca de 20 triunfos por 8 derrotas y 10 nocauts conseguidos.

Desde el primer minuto del combate ambos boxeadores mostraron una postura ofensiva que fue acompañada de rápidos movimientos para intentar golpear y defenderse. Un potente golpe recibido en el segundo asalto cerca de la ceja izquierda provocó que Tabugon sangrara por prácticamente toda la pelea.

El transcurso de la pelea fue parejo, incluso sin muchas emociones por algunos momentos. Fue en la quinta ronda cuando Tabugon lució ligeramente superior a su adversario, la energía empleada en este lapso del combate le permitió conectar un certero golpe al rostro de Ornelas, quien comenzó a sangrar producto de la incidencia.

Evidentemente la mayoría del público presente apoyaba al boxeador local, Ornelas, quien ofreció un gran esfuerzo a pesar de estar visiblemente cansado.

La pelea finalizó con intensidad y paridad, ninguno fue capaz de noquear a su adversario; sin embargo, los jueces determinaron por decisión unánime que el triunfo era para Max Ornelas, quien nuevamente festejó ante su público.

Ornelas aumentó su racha positiva a 12 triunfos consecutivos y se mantiene invicto.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like