Mexicanos al ‘grito’ del ‘Canelo’

Después de meses polémicos debido a la suspensión de la segunda pelea programada originalmente para el 5 de mayo entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin, el sábado 15 de septiembre finalmente se llevó a cabo esta función en el T-Mobile Arena de Las Vegas, el cual lució repleto para presenciar el triunfo del ‘Canelo’ por decisión mayoritaria (115-113, 114-114, 115-113) para que el mexicano se convirtiera en el campeón unificado de la WBA y WBC.

Esta noche los mexicanos dieron ‘El Grito’ de Independencia también sobre el cuadrilátero, ya que Jaime Munguía logró ganar la pelea co-estelar con un imponente nocaut en el tercer asalto. El canadiense Brandon Cook fue el rival en turno, quien cayó a la lona tras recibir un potente golpe de Munguía pero logró recuperarse, sin embargo, segundos después recibió otro ataque que le costó perder la pelea.

Llegó el momento esperado, el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez y el kazajo Gennady ‘GGG’ Golovkin subieron al cuadrilátero con el objetivo de desempatar el resultado del año pasado. Comenzó la pelea y durante el primer asalto ambos pugilistas lucieron parejos y con una postura defensiva, no obstante, a partir de la segunda ronda ‘Canelo’ empezó a verse superior al implementar una táctica más ofensiva que su rival.

La pelea transcurrió de una manera pareja, donde ambos boxeadores buscaban noquear a su adversario, pero al mismo tiempo se defendían con hábiles movimientos para esquivar golpes. Tanto ‘GGG’ como ‘Canelo’ sabían que el nocaut era posible para cualquiera de los dos protagonistas.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, ‘Canelo’ realizó 202 golpes a la zona blanda; por 234 de ‘GGG’; sin embargo, de esa cantidad Álvarez conectó 46 por 6 de Golovkin. En cuanto a los golpes denominados como Jabs, el mexicano tuvo una efectividad del 23% por 22% del kazajo, lo que confirma una pelea pareja.

Tras conocer la decisión de los jueces, ambos pugilistas –por separado- atendieron a los medios de comunicación reunidos en el inmueble.

Gennady Golovkin sufrió una herida de 5 centímetros sobre su ceja derecha, por lo que tuvo que recibir una sutura de 8 puntos realizada por el Dr. Perlman Hicks. Esto no impidió que el kazajo asistiera a la conferencia de prensa.

“No voy a decir quién ganó esta noche, porque la victoria le pertenece a ‘Canelo’ según los jueces. Pienso que fue una pelea muy buena para los aficionados, y muy emocionante. Creo que peleé mejor que él”, dijo ‘GGG’ y respecto a una tercera pelea respondió que, “en las condiciones adecuadas, sí”.

Por su parte Saúl Álvarez, quien también sufrió algunas heridas en el rostro, agradeció el apoyo de su familia y destacó la labor de sus entrenadores Eddy y José Reynoso, quienes lo han dirigido desde los 13 años de edad.

“Estoy muy contento por el triunfo, no fue fácil, desgraciadamente no se logró el nocaut pero trabajamos para ganar… El trabajo que hicimos hoy es lo que teníamos planeado, estoy satisfecho, estuvimos analizando la pelea y esta era la vía para poder ganar”, dijo ‘Canelo’.

Respecto a lograr un triunfo en una fecha tan especial para su país, 15 de septiembre, el boxeador mexicano expresó que, “esto le va a dar mucho orgullo a mi país y a mi historia en el boxeo, es algo increíble… Puedo hacer muchas cosas arriba del cuadrilátero, puedo cambiar de estrategia, esta noche lo demostré y eso me enorgullece”.

‘Canelo’ dejó abierta la posibilidad para volver a pelear en diciembre con algún rival por confirmar.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like