Orgullosamente mexicanos

Los guantes

En los años 40, la producción de guantes de boxeo era exclusividad de firmas italianas, que monopolizaban el mercado, haciendo que sus productos fueran la única opción para un boxeador que quisiera usar un buen producto en sus manos.

Pero del otro lado del océano, al sur de México, se comenzaba a tejer una historia de sueños y sacrificio, que llegaría hasta nuestros días.

Todo comenzó en 1932. Cleto Reyes Castro trabajaba en un taller de talabartería en donde se fabricaban artículos de béisbol. Apenas tenía 12 años de edad, y tenía que trabajar para ayudar económicamente a su familia. Con el paso de los años, Don Cleto fue cultivando una pasión especial por el boxeo, en su natal Cozumel.

“A los 18 años, participé en un torneo de aficionados. El combate fue espectacular, la gente terminó ovacionándonos de pie, y comenzó la lluvia de monedas en el ring, (una práctica común en el boxeo mexicano por aquellos años para agradecer el espectáculo)” dijo Cleto.

“Ese día sentí el rigor de los golpes y decidí que el boxeo no era para mí. Sin embargo, tomé aquellos guantes, y los arreglé usando los conocimientos que me habían dado los años de haber trabajado en un taller de talabartería. Así me inicié en la fabricación de guantes de boxeo, pero no fue hasta 1945 que mis guantes fueron utilizados en un combate de título mundial”, destacó Cleto Reyes.

Joe Louis, Muhammad Alí, Roberto Durán, Julio César Chávez, Mike Tyson, Oscar De La Hoya y Manny Pacquiao, entre otros, han portado los guantes “Reyes”. Una empresa cien por ciento mexicana que supo sobrevivir, y que aspira a seguir presente en las mejores funciones de boxeo a nivel mundial.

El cinturón

El choque más esperado de los últimos tiempos en materia de boxeo no deja de sumar condimentos: Mayweather y Pacquiao, pelearán por el cinturón más caro de la historia del boxeo mundial.

Fueron los fanáticos los encargados de votar el mejor diseño, que reluce con sus 3.000 esmeraldas, un kilo de oro y -piel usada en la fabricación de autos Ferrari-. En México, más de 20 personas participan de su elaboración artesanal, pero cuidando revelar la dirección del taller artesanal donde se fabrica.

Si bien se sabe que cuesta una fortuna, se desconoce su valor exacto, y la Comisión Mundial de Box (CMB) no quiere precisarlo. “No tiene precio”, aseguró Mauricio Sulaimán, presidente de la entidad, y quien entregará esta “joya” al ganador de esperada pelea.

El modelo para el cinturón que alzará el campeón del mundo fue elegido por los aficionados, quienes, en el sitio web oficial del Consejo Mundial, optaron por el boceto con la piedra preciosa de un verde intenso por sobre el diseño con onix, trabajado todo a mano, pieza por pieza.

Un 53% de los participantes de la popular encuesta se inclinó por 3 mil esmeraldas y un kilo de oro de alta pureza, y el 47% restante, por el otro diseño. Se calcula el costo total superaría el millón de euros, lo que lo convierte en el cinturón más caro de la historia del deporte del ring.

“Cuando el árbitro dé por terminada la pelea, el arte mexicano formará parte de la historia”, concluyó el artesano azteca, quien decidió permanecer en el anonimato.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like