¡Que no cunda el pánico!

Tienen una cuenta pendiente. Y ante un foro anunciado de 18,555 aficionados Vegas Golden Knights cayeron ante Philadelphia Flyers 5 goles por 2.

Fue el primer partido de la escuadra, “que no cunda el pánico”, todavía faltan 82 juegos para poder superar la hazaña de la temporada anterior.

Y es que, luego de un impresionante debut en la liga, en una campaña en la que sentaron un record de anotaciones con 109 puntos, los Knights se encuentran listos para seguir jugando como solo ellos saben hacerlo: con velocidad, agresividad, mentalidad ofensiva y gran concentración en cada juego.

Vegas Golden Knights aún tienen la oportunidad de seguir los pasos de los Penguins de Pittsburg, que en 2009 se coronaron campeones, luego de haber perdido la final en la temporada anterior.

El primer partido en casa, en T-Mobile Arena, fue ante Philadelphia Flyers, y las cosas no resultaron nada bien para los “Caballeros”.

Hubo destellos de aquella gran escuadra que llegó a disputar la final ante Washington Capitals, de hecho, al minuto 6 del primer tercio, Jonathan Marchessault (81) anotó el primer gol de la temporada para Vegas Golden Knights, lo que ocasionó un singular festejo en las tribunas, donde los aficionados mostraron pancartas de apoyo con leyendas como “Welcome Back Boys”. Pero dos minutos después llegó el empate para Philadelphia Flyers por conducto de Oskar Lindblom (23) y con un minuto en el reloj, luego el equipo visitante dio la voltereta al marcador con un golazo de Wayne Simmonds (17).

El accionar del equipo local no mostró efectividad, se “desdibujó” y la confusión hizo que Philadelphia Flyers se adueñara de la inciativa.

El segundo tercio fue desastroso para Golden Knights, ya que les anotaron tres goles en un breve periodo de tiempo, colocando un marcador parcial de 5-1, lo que prácticamente definió el encuentro.

Apenas al minuto 3, Wayne Simmonds (17) anotó el segundo gol en su cuenta y el tercero para Flyers, luego Robert Hagg (8) realizó un remate con gran técnica para colocar la pizarra 4-1 y, al minuto 8, Scott Laughton (21) selló el juego, con la frase de que “no hay quinto malo”.

La moral del equipo se fue por los suelos, las llegadas de los visitantes fueron incesantes, pero la actuación del portero Marc-André Fleury impidió que el marcador fuera más abultado.

De todas formas, el entrenador Gerard Gallant sustituyó a la estrella del equipo, dando una oportunidad al portero Malcolm Subban (30), quien después mantuvo su valla intacta hasta el fin del partido.

La intensidad subió al límite en el tercer periodo, ya que los “Caballeros” se volcaron a la ofensiva, desplegando un juego espectacular, pero, con la mala suerte de que un tiro de Erik Haula (56) pegó en el travesaño de la portería defendida por Brian Elliot (37), quien se consolidó como figura del juego al evitar la caída de su marco.

El segundo gol de Vegas Golden Knights cayó al minuto 8 del último tercio, luego de que Pierre-Edouard Bellemare (41) recuperara el disco y avanzara “burlando” a la defensa de Flyers, situándose frente al portero y colocando el “puck” justo en el rincón, donde “tejen su nido las arañas” (ángulo superior).

Al final del encuentro El Tiempo recogió las declaraciones del entrenador Gerard Gallant. “Estoy decepcionado, hoy Philadelphia nos dominó, les dimos demasiado espacio y tiempo en la zona neutral, hicieron un buen juego”, reconoció.

Sobre las expectativas que la gente tiene, sobre todo debido a la excepcional temporada pasada, el estratega externó que “en la temporada regular sabíamos que éramos un buen equipo, sabíamos que éramos un equipo de postemporada en ese momento. Ahora la gente espera otra cosa, cuando comenzamos el año con un equipo de expansión, no había expectativas, creo que las expectativas subieron el año pasado cuando nos metimos en la postemporada. Sabemos que somos un equipo bastante bueno, pero tenemos que volver al trabajo. Tenemos que trabajar duro y jugar como el año pasado. Esta noche no fue un buen comienzo. Tuvimos una gran pretemporada, jugamos muy bien y jugamos duro, por el motivo que sea, esta noche no fue lo que esperábamos”.

Sobre la decisión de sacar al jugador insignia del equipo, el portero Marc-André Fleury (29), manifestó “el cambio no fue basado en su desempeño, fue el equipo por completo, no me gustaba la forma en que jugábamos, no me gustaba el raquítico desempeño, creo que Marc estaría molesto consigo mismo, pero no era Marc-André Fleury, era todo nuestro equipo que jugaba mal”.

Por su parte Malcolm Subban (30), a pregunta expresa sobre ¿qué sentiste cuando el entrenador te pidió que entraras al partido, y ver que estaban con cinco goles en contra?, el joven atleta contestó relajado que “hemos realizado una pretemporada de buen nivel, obviamente siempre queremos entrar al juego, pero esta noche fue significativa porque pude evitar que siguieran cayendo más goles en nuestra portería”.

Sobre la frustración de la derrota y si están concentrados para enfrentar a Minnesota en su próximo partido, el delantero Pierre-Edouard Bellemare (41), dijo “mira, ahora estoy enojado, frustrado, acabo de perder en casa, en el primer partido de la temporada, no puedes estar contento. Ellos jugaron bien, y nosotros mal. Siento que no ayudamos a nuestro portero de la manera correcta y eso es probablemente lo que más me molesta. Sabemos que jugamos mal y vamos a corregir eso para ser mejores”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like