Raiders se disfrazan para Halloween

ALAMEDA, California. – Típicamente, un novato evita llegar tarde a una reunión del equipo.

La mañana de Halloween fue una excepción.

Saeed Blacknall, un receptor abierto en el escuadrón de práctica de los Raiders, se reportó el miércoles a la sede del equipo usando una sudadera bastante genérica con el tema de la serie de Netflix “Stranger Things”. También se puso una diadema verde neón y le dijo a sus compañeros que era un personaje del programa.

Hubo suspiros, giros de cabeza y volteos de ojos.

Su decepción fue evidente, pero no sabían lo que Blacknall había planeado.

“Me esmeré”, dijo Blacknall. “Tuve qué. Cuando compré la pistola (Nerf) y toda la pintura en aerosol, dije: “Tengo que llegar hasta el final, no puedo dejar esto a mitad del camino”.

Un aire pesado y sofocante puede acompañar el tipo de temporada perdedora en la que los Raiders están atrincherados. Ciertamente, en ocasiones en esta campaña 1-6, ha sido agotador para los entrenadores y jugadores respirar dentro de las instalaciones del club. Eso es lo que hace que los momentos como un concurso de disfraces de Halloween para novatos sean tan bienvenidos, o incluso necesarios.

El jolgorio otorgó buenas vibras antes de que los Raiders se enfrenten a los San Francisco 49ers (1-7) el jueves por la noche.

“Es muy importante”, afirmó el esquinero Rashaan Melvin. “Sabemos que no estamos teniendo la temporada que queremos, pero aún tenemos muchas más semanas para mejorar y volver a encaminarnos; necesitamos estos momentos, necesitamos esa energía, esa risa. Eso es lo que une a este equipo”.

Agregó el alero defensivo Frostee Rucker: “Esto fue divertido. Solo para animarnos un poco, es Halloween, tienes que estar en modo festivo”.

Un mensaje de texto grupal inició el concurso.

El martes, alrededor de las 5 p.m., el alero cerrado Lee Smith informó a los novatos que participarían en una competencia de disfraces. Todos debían usar un disfraz y ser juzgados en la reunión de la mañana siguiente. Y así, los novatos tenían que encontrar un atuendo, la noche anterior a Halloween.

Comprar uno, por supuesto, resultó difícil.

El receptor abierto Marcell Ateman estuvo entre los novatos que visitaron varias tiendas de fiestas en el Área de la Bahía. El caos los saludó. La mayoría de los artículos fueron elegidos, las bolsas que una vez contenían disfraces completos ahora estaban esparcidas en el suelo, conteniendo elementos parciales. Los clientes se movían a la velocidad de la dilación realizada.

“Loco”, expresó Ateman. “Hay mucha gente.”

No encontró nada en una tienda de Halloween cerca de su casa. Entonces, se dirigió a Berkeley donde un escenario similar esperaba.

“Yo me dije, ‘no me puedo pasar toda la noche haciendo esto’”, comentó Ateman. “Así que solo estaba mirando a mi alrededor, y una mujer gritó, ‘¿Alguien quiere ser mantequilla de maní? ¡Yo soy la mermelada, aquí hay un disfraz”“.

Y así es como Ateman entró en la reunión del equipo de la NFL como una rebanada de pan con mantequilla de maní.

El linebacker Jason Cabinda usó un disfraz de Donald Trump inflable. El tackle defensivo Mo Hurst Jr. fue el piloto de la película “Top Gun”. El pateador Eddy Pineiro tomó prestado un disfraz de preso de un amigo. El tackle ofensivo Brandon Parker compró un traje azul marino para ser Wizard Kelly, un personaje de la comedia animada “Proud Family”.

“Necesitaba un traje formal de todos modos”, señaló Parker.

El corredor Chris Warren llevaba guantes de boxeo y ropa deportiva. Un boxeador

El corredor James Butler fue el rapero 50 Cent, que se puso un chaleco para pesas y un trapo.

El tackle ofensivo Kolton Miller, selección de primera ronda del equipo, fue un espantapájaros, aunque algunos no estaban convencidos.

“Creo que la gente todavía está tratando de entender su disfraz”, señaló el alero cerrado Derek Carrier con una risa. “Era un disfraz muy incómodo, creo que pretendía ser un espantapájaros; todos le preguntaban: “¿Qué se supone que eres?” Y él de respuesta murmuró algo que nadie escuchó lo que dijo”.

Hubo imitaciones

El alero cerrado Paul Butler fue Frank Smith, su entrenador de posición. Eso requería un amplio chicle y gesticular con las manos. El esquinero Nick Nelson, quien tiene rastas, fue el veterano esquinero Leon Hall. Se vistió con el uniforme completo de Hall, sin el casco, y se cubrió con una calva encima de la cabeza.

Naturalmente, alguien tenía que ser el entrenador Jon Gruden.

Con la ayuda del personal del equipo, ese fue el fullback Ryan Yurachek. El conjunto incluía un visor, gafas, una polo como la de los días de juego, tenis hoka y una hoja de juego con “Spyder 2 Y Banana” escritas en ella.

“Y tienes que acertarle a las expresiones”, agregó Yurachek. “Esa es probablemente la parte más grande”.

Blacknall ganó el concurso.

A partir de las 8 p.m. del martes, dedicó tres horas y siete latas de pintura en aerosol de color verde metal para cubrir la ropa de estilo militar que compró más temprano en la noche. Esto incluía la mencionada pistola Nerf.

Mientras otros se movían en la reunión del miércoles, permaneció en el vestuario y se cambió a su verdadero disfraz de soldado de juguete de plástico, similar a los de la película “Toy Story”.

Los compañeros de equipo se rieron y aplaudieron.

¡Ahora, marchen!.

Para más de los Raiders: Siga toda nuestra cobertura en línea de los Raiders en eltiempolv.com/RaidersNFL y en @NFLinVegas en Twitter.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like