51°F
weather icon Partly Cloudy

Los problemas de los Raiders empezaron mucho antes de noviembre

En septiembre, cuando el récord era perfecto, las cosas se veían mejor y los playoffs parecían un objetivo realista, una silenciosa sensación de inquietud persistía en la sede de los Raiders en Henderson.

“Empezamos con un 3-0, pero al mismo tiempo, pusimos un montón de balones malos en la cinta”, dijo el tight end Foster Moreau.

En dos de las tres victorias, los lentos comienzos ofensivos hicieron que los Raiders se vieran con una desventaja de dos dígitos que requirió grandes remontadas para superar. Pese a un esfuerzo de 140 yardas de carrera contra los Miami Dolphins, el juego de carrera estaba promediando solo 91.3 yardas por juego y 3.3 yardas por acarreo.

Mientras tanto, el quarterback Derek Carr fue saqueado ocho veces detrás de una línea ofensiva que también fue incapaz de abrir pasos para sus running backs. La línea ofensiva era tan mala que los Raiders pronto tomarían la drástica decisión de mover al right tackle novato Alex Leatherwood a la guardia derecha e insertar a Brandon Parker en el right tackle.

Por último, las 7.7 penalizaciones que promediaban los Raiders eran la quinta más alta de la NFL.

Ganar, como dicen, es el mejor desodorante. Pero los Raiders estaban cada vez más preocupados de que su éxito no fuera sostenible si no limpiaban algunas cosas.

“Dentro del edificio estábamos analizando esas cosas y diciendo, ‘debemos mejorar esto o vamos a caer’”, dijo el quarterback Derek Carr.

El día del ajuste de cuentas se produjo hace tres semanas en una tremenda derrota ante los fáciles de derrotar New York Giants. Lo que siguió fueron dos derrotas contundentes ante los Kansas City Chiefs y los Cincinnati Bengals.

En esos partidos, los Raiders no fueron capaces de controlar el balón, no lograron convertir terceros downs, se quedaron atrás y extendieron demasiado su defensa.

Tampoco se han ayudado a sí mismos con las penalizaciones, un puñado de las cuales sabotearon las unidades ofensivas o extendieron las unidades de sus oponentes. Eso incluye tres infracciones que los Raiders cometieron el domingo contra los Bengals en paradas de tercer down.

En lugar de sacar a los Bengals del campo, los Raiders les regalaron una nueva serie de downs que finalmente condujeron a 16 puntos.

“Las llamamos tontas porque eso es exactamente lo que fueron”, dijo el linebacker Cory Littleton sobre las penalidades descuidadas. “Nos estamos disparando en el pie y poniéndonos en situaciones más difíciles, y estas ofensivas que hemos estado jugando han estado capitalizando eso”.

En muchos sentidos, sus dificultades actuales son una extensión de los mismos problemas que los Raiders tuvieron a principios de esta temporada. Entonces los superaron. Pero ahora esos mismos defectos les están dominando.

“Tuvimos algunas cosas en esos juegos que no estamos superando”, dijo Carr.

Donde los Raiders alguna vez estuvieron 3-0 y 5-2 y en la cima de la AFC Oeste, ahora están 5-5 y necesitan un mínimo de cinco a seis victorias en sus siete partidos restantes para tener una oportunidad en los playoffs.

Ese esfuerzo comienza en Thanksgiving contra los Dallas Cowboys.

Todo esto parece discutible si los Raiders no pueden arreglar sus mayores problemas. Comienza con correr mejor con el balón y ser más eficientes y equilibrados en situaciones clave. Llevan todo el año hablando de ello, pero se les acaba el tiempo para hacer algo al respecto.

“Creemos que podemos hacer esos cambios”, dijo Carr. “Ahora tenemos que ir a hacerlo. Es la diferencia entre solo creerlo y hacerlo realmente. Debemos demostrarlo”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Ciudad natal de Henry Ruggs sufre después del accidente fatal

MONTGOMERY, Alabama.- La ciudad no imaginó esto para Henry Ruggs. Su hijo nativo. La tímida y modesta estrella de tres deportes en la Escuela Preparatoria Robert E. Lee que protagonizó el Alabama Crimson Tide.

Kansas City Chiefs superó contundentemente a Las Vegas Raiders

“Rendimiento muy decepcionante, de todos nosotros. Demasiadas penalizaciones inoportunas, como quieras llamarlas. Este es el tipo de partido en el que tienes que jugar bien”, fueron las palabras del entrenador interino de Las Vegas Raiders, Rich Bisaccia, luego de la escandalosa derrota de su equipo por 41-14 ante Kansas City Chiefs.

Mark Davis explica el motivo de la repentina renuncia de Marc Badain

El propietario de los Raiders, Mark Davis, reconoció el miércoles que el equipo llegó a un acuerdo contractual con el ex entrenador Jon Gruden y reveló lo que provocó la repentina salida de tres ejecutivos de la oficina central en julio.