Ruptura en el boxeo

La decisión de Richard Schaeffer de dejar el cargo de CEO de Golden Boy Promotions -Óscar de la Hoya- ya tuvo su primera consecuencia, pues Floyd Mayweather Jr., campeón de peso Welter y Súper Welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), anunció que no volverá a combatir bajo la promoción de GBP.

El anuncio de Floyd es un durísimo golpe para De la Hoya pues representa perder no solamente al mejor boxeador del momento, sino al más taquillero, quien en realidad es dirigido por el promotor estadounidense Al Haymond.

A Óscar solamente le queda como carta fuerte el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, quien sin querer podría verse beneficiado. La razón es muy simple: De la Hoya buscará aliarse con quien hasta hace unos días era su enemigo número uno, Bob Arum, Top Rank, para la realización de grandes combates, porque además será la única forma que ambos tendrán para sobrevivir dentro del negocio de los puños; la relación Haymond-Schaeffer está a nada de controlar el pugilismo mundial.

De salir con la mano en alto el próximo 12 de julio en Las Vegas, Nevada, ante Erislandy Lara, ‘Canelo’ habrá asegurado un pleito multimillonario con Manny Pacquiao que se celebraría en octubre próximo, en Macao, China, ante las constantes negativas de Juan Manuel Márquez a combatir por quinta vez contra el filipino a pesar de que la oferta fue superior a los 10 millones de dólares.

Eventos

You May Like