Salud y más salud, lo único que piden los Dodgers

Suena a disco rayado, pero es una verdad como un puño. Si las lesiones te dan tregua, puedes ir lejos, muy lejos.

En el caso de los Dodgers de Los Ángeles, el objetivo es que ese recorrido les permita ganar su primera Serie Mundial desde 1988.

Los Dodgers vienen de ganar el título de la división Oeste de la Liga Nacional por cuarto año seguido y alcanzaron la serie de campeonato del circuito.

Semejante campaña resulta meritoria al considerar que perdieron a su as Clayton Kershaw durante 10 semanas en la segunda mitad de la campaña por una lesión. Fijaron también un récord de 28 jugadores que acabaron en la lista de incapacitados. Y ganaron 91 juegos.

Es por algo que Los Ángeles aparece primero en el modelo de proyecciones de victorias de Fangraphs.

Si hay un equipo que dispone del talento y los recursos para destronar a los campeones Cachorros de Chicago, esos son los Dodgers. Cuando tienes la nómina más cara del béisbol, en los 250 millones de dólares, pues te puedes armar hasta los dientes.

El grado de profundidad de los Dodgers realmente es pasmoso.

Tanto así que el manager Dave Roberts tuvo el lujo en la pretemporada de encontrarse con un menú de 10 pitchers, todos con credenciales de sobra para abrir con cualquier otro club. Y el objetivo era armar una rotación de cinco.

El roster estaba tan congestionado que no pudieron anunciar de inmediato el fichaje del jardinero venezolano Franklin Gutiérrez y el retorno Chase Utley, ambos jugadores complementarios. También añadieron al segunda base Logan Forsythe mediante un canje con Tampa Bay en el que se desprendieron del prometedor pitcher José De León

“Muchísima competencia y seguro que no todo el mundo quedará contento”, destacó Kershaw. “Pero esto a la larga nos servirá de ayuda”.

Ciertamente que el zurdo Kershaw —con sus tres Cy Youngs— no tiene que preocuparse en lo absoluto de su puesto.

El presidente de operaciones de béisbol, Andrew Friedman, no permitió un resquebrajamiento del núcleo del equipo en el receso de invierno, cuando retuvo al cerrador Kenley Jansen y al tercera base Justin Turner, que se declararon agentes libres.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like