71°F
weather icon Partly Cloudy

¡Se apagó la luz en el Cashman Field!

El cuarto año de existencia de Las Vegas Lights FC en la USL Championship (USL) concluyó con una derrota de 2-1 ante los potenciales campeones del torneo, Tampa Bay Rowdies. Fue un partido donde se combinó la tristeza con el entusiasmo de la afición, que nunca dejó de apoyar a su equipo.

La presencia de los Rowdies en la cancha –evidentemente- fue intimidante desde el inicio del cotejo. Líderes del torneo, con ventaja considerable sobre sus más cercanos rivales, el equipo llegó al Cashman Field con la misión de estructurar su ataque ya con la mira en la postemporada.

El partido se escenificó el sábado 30 de octubre de 2021 ante un público que esperaba ver a su equipo cerrar con una victoria el torneo más desastroso que han vivido.

Las acciones, desde el principio, fueron equilibradas, pero en el minuto 11, un error defensivo entre el portero de los Lights, Alex Rondo (35), y el defensa central Tony Leone (28) dejó el balón a la deriva, para que Steevan Dos Santos (10) solo lo empujara al fondo de la red. Se presagiaba una “tormenta en el desierto”.

Al minuto 24, el delantero Danny Trejo (10), con un disparo de antología, que techó al portero visitante, Evan Louro (1), anotó el gol del empate; un tanto que tenía mucho valor, por el momento en que ocurre y también por el rival a quien lo marcó.

Aprovechando el envión anímico, Las Vegas Lights FC hilvanaron buenas jugadas, desconcertando al rival que no acababa de digerir “tremenda actitud insolente”. Aunque al minuto 25, el delantero de origen brasileño, Leonardo Fernandes (11), voló un disparo que hubiese sido la diferencia a su favor.

El portero local, Alexander Rondo (35), efectuó importantes atajadas, con lo que la valla se mantuvo empatada a uno, durante la primera parte del juego.

Noche de agradecimiento a los aficionados

Con ofertas especiales en pizza y botanas dentro del estadio, incluso tacos, se llevó a cabo un divertido concurso de disfraces para que los aficionados de los Lights disfrutaran del último juego de la temporada.

La dinámica permitió a decenas de concursantes participar con originales atuendos. Hubo cuatro ganadores, algunos de ellos con más de una persona, ya que eran disfraces múltiples.

En la segunda parte del juego, Cal Jennings (26), quien es el mejor jugador de los Lights, tuvo una oportunidad al desbordar y quedar solo frente al portero Evan Louro, pero el cancerbero demostró el por qué ha mantenido la valla de Tampa Bay con pocos tantos en la temporada.

En el minuto 60 de tiempo corrido, los visitantes anotaron el segundo a su cuenta, en esta ocasión por conducto del ariete Steevan Dos Santos (10), también el segundo a su cuenta personal. Fue una jugada magistral elaborada por el mediocampista inglés, Laurence Wyke (27).

Durante el partido, se distribuyeron (mediante llamadas por los altavoces) playeras a los aficionados y pizza, así como bebidas energéticas.

Pese a ir abajo en el marcador, el público en el Cashman Field se animó a realizar “la ola”, dando testimonio de que la fiesta del fútbol es más grande que un resultado adverso. “Dale, dale, dale, Vegas Lights”, era el cántico recurrente en la tribuna.

El juego por momentos se trabó, con la neutralización del mediocampo, de hecho, el entrenador de Tampa Bay Rowdies, Neill William Collins (de origen escocés) basó su ataque con cinco hombres en la media cancha. Sin embargo, pese a eso, el ambiente en la tribuna impidió que la gente “se durmiera”.

Tampa Bay Rowdies se tiró atrás y los Lights sencillamente no pudieron generar peligro a la meta rival.

Steve Cherundolo, recién ingresado al Salón de la Fama, realizó interesantes cambios, con la firme intención de ganar el partido, pero las cosas no funcionaron. En el minuto 72 de tiempo corrido, Nathan Sepúlveda (6) sustituyó a Christian Torres (21) y Bruce El-mesmari (7) entró por Julián Vásquez (33).

Pero Bruce El-mesmari no pudo triangular como en ocasiones anteriores con Danny Trejo y Cal Jennings.

Los últimos cuatro minutos de la temporada fueron de algarabía en las tribunas, aunque el equipo iba perdiendo, el ánimo estaba encendido.

Mucho trabajo tiene Steve Cherundolo con este equipo, si aspiran a instancias superiores.

Tampa Bay Rowdies finalizó en lo alto de la tabla general, como primer lugar de la Conferencia del Este Atlántica con 71 puntos, producto de 32 juegos, 23 ganados, dos empatados y siete perdidos; con 55 goles a favor y 23 en contra. Mientras que Las Vegas Lights FC, (últimos) en la Conferencia Oeste Pacífico concluyen con 21 puntos; jugaron 32 partidos, ganaron seis, empataron tres y perdieron 23; anotaron 41 goles y recibieron 77, para una diferencia de -36.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Hailey Kinsel de Cotulla, Texas, se dirige a casa en Barrel Racing en la décima ronda de las W ...
 
La NFR no omitirá nada en su regreso a Las Vegas

Los complejos turísticos de Las Vegas han apostado por convertir la ciudad en un festival del oeste durante las National Finals Rodeo y el éxito del evento está asegurado con la demanda acumulada.

Alex Pietrangelo, el hombre de hierro contra los Oilers

Alex Pietrangelo fue criticado por sus pobres estadísticas en los primeros nueve partidos de los Golden Knights, y muchos analistas sugirieron que el defensa había tenido el peor comienzo de su carrera.

 
Los problemas de los Raiders empezaron mucho antes de noviembre

La dinámica que ha llevado a los Raiders a una racha de tres derrotas no es nueva. Los mismos problemas existían durante el inicio de 3-0 del equipo en septiembre.