Se enfrentó a la muerte y la expulsó de su vida.

Fue en el partido que jugaban Barcelona North Cali de Reno contra Diablos de Nebraska, en el marco del torneo de la Mayor’s Cup que logramos entrablar la entrevista con Juan Genaro Medrano. Sentado en el lugar asignado para los árbitros, Medrano sonreía con sus compañeros de profesión, los mismos que al final de cada jornada van a ser criticados por algunos intolerantes, que buscan en los árbitros, el culpable de sus propias limitaciones deportivas. “Nuestra profesión es muy dura, pero alguien tiene que impartir justicia en el fútbol”, dice Medrano, quien se venía desempeñando en los últimos años en La Federación Mexicana de Fútbol como árbitro profesional, y a causa de una terrible enfermedad, ha sido separado de sus funciones por no poder pasar las pruebas de resistencia física.

“Estábamos preparándonos para iniciar la temporada de la Liga MX con un grupo elegido por la Federación, cuando algunos de mis compañeros me dijeron que con el paso de los días, me veían más delgado. Inmediatamente se lo adjudiqué al entrenamiento y esfuerzo al que estábamos expuestos días antes de comenzar la temporada”, puntualizó Medrano, quien no termina de agradecer a su esposa Irazema Hernández, y a todos los que se ocuparon de su estado de salud desde el inicio de su enfermedad.

“Tienes un avanzado estado de anemia”, los médicos le dijeron, y con el paso de los días, aquel diagnostico se transformó en un Síndrome Mielodisplástico, que es el deterioro de la función de la medula ósea, y que desemboca en leucemia (cáncer en la sangre).

“Fue un momento muy difícil ya que yo estaba viviendo mis mejores días en mi carrera arbitral. En el ranking del fútbol profesional mexicano, yo figuraba entre los primeros cinco y esta enfermedad me golpeó muy duro en mi profesión, y a mi familia en lo económico y emocional”, dice Juan, y su mirada se eleva al cielo agradeciendo a Dios por su recuperación.

“La Federación Mexicana por intermedio de su presidente Justino Compeán, me internó en el Hospital Siglo 21 de la Ciudad de México, donde los médicos determinaron que sólo un trasplante de medula ósea, con la infusión de células madres, salvaría mi vida. Para lograrlo, uno de sus hermanos resultó compatible para la donación, y luego de un largo proceso, su cuerpo aceptó el tratamiento, el cual los médico consideraron como un éxito de la medicina.

Juan Genaro Medrano, ex árbitro del fútbol profesional mexicano, ha regresado a su trabajo, al deporte amateur. Su situación económica es muy limitada, por lo que Juan ofrece sus servicios y conocimientos, en México y en Los Estados Unidos. Su dirección electrónica es: arbitro 4 @yahoo.com.mx.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like