Triunfal despedida al Cashman Field

Con fuegos pirotécnicos en partidos realizados el viernes 31 de agosto, la última presentación de los Reyes de Plata el martes 28 y un juego al mediodía el Día del Trabajo, se marcó el fin de una era en el Cashman Field.

Las Vegas 51’s terminaron la temporada de manera triunfal, agradeciendo al público por el fiel apoyo que le dieron al equipo durante 36 años.

La construcción de su nuevo estadio, que tendrá lugar en Summerlin, empezó en febrero, las obras que tendrán un costo de aproximadamente 150 millones de dólares, coronarán una joya, abrirán un capítulo más en la franquicia que escribirá -con toda seguridad-, nuevas gestas que harán vibrar de emoción a los aficionados al béisbol.

Ante un aforo anunciado de 5 mil 353 seguidores, Las Vegas 51’s cerraron un episodio glorioso en su historia. Cuatro carreras fueron suficientes para dar por finalizada una era ante Sacramento River Cats.

Fueron 36 temporadas en el Cashman Field, 18 de ellas como 51’s y seis como afiliados de los Mets de Nueva York. El próximo año, en un estadio nuevo, también estrenarán nuevo nombre, así como afiliación a un equipo de las Ligas Mayores.

El Día del Trabajo, el presidente del equipo, Don Logan, así como el gerente de la escuadra, Tony DeFrancesco y sus jugadores no podían ocultar la nostalgia que les ocasionó pisar por última vez, el Diamante de la Washington y Las Vegas Boulevard North, un estadio de pelota que ahora albergará partidos de fútbol soccer, de tiempo completo.

Los 51’s enfrentaron a dos equipos en siete días: Tacoma y Sacramento. A los primeros les ganaron en tres partidos; 6-0, 7-5 y 8-6, mientras que a Sacramento le ganaron tres 11-2, 5-3 y 4-3, mientras que perdieron uno con marcador de 3 carreras a 7, el sábado 1 de septiembre.

La organización de los 51’s tiene la orgullosa distinción de ser la franquicia más duradera en la historia de los deportes profesionales en el estado de Nevada.

El jugador Peter Alonso, con la casaca número 34, recibió el Trofeo del Alcalde 2018, un premio otorgado por los aficionados, mientras que Zack Borenstein recibió el reconocimiento como el Jugador Más Valioso; Drew Gagnon recibió el premio al Lanzador Más Valioso, mientras que el reconocimiento al Servicio Comunitario recayó en Jeremy Accardo, y los catchers Jeff Glenn y Colton Plaia.

El año pasado, el Trofeo del Alcalde fue entregado a Amed Rosario.

Para Juan Hernández, un aficionado hispano de Las Vegas 51’s, el último juego fue espectacular, “he seguido la trayectoria del equipo local desde mi llegada en 1994 a esta ciudad, mis hijos crecieron con los 51’s. En Ciudad Obregón, de donde somos originarios, se juega mucha pelota, hay muy buenos jugadores, de hecho, una de las grandes figuras que ha dado México al mundo, Fernando ‘Toro’ Valenzuela es orgullo de Sonora y tengo la esperanza de que, en el nuevo estadio de Las Vegas, en Summerlin, surja una estrella del béisbol a nivel nacional, ese es el sueño de muchos aficionados como yo”, expresó con nostalgia sobre el triunfo del equipo y la conclusión de la temporada.