Vegas Golden Knights golearon 6-3 a San José Sharks en el juego 3 de la serie

Con la serie empatada a un juego por bando, el encuentro dominguero entre los “Caballeros” y los “Tiburones”, emocionó al público que acudió a la fortaleza con un entusiasmo inusual. 18,461 gargantas alentaron a Vegas Golden Knights (VGK) en una noche memorable, donde el buen hockey sobre el hielo, permitió a la gente soñar con la posibilidad de disputar, por segunda ocasión de manera consecutiva, la Copa Stanley.

Para muchos, el “hat trick” de Mark Stone fue lo más relevante de la noche. Sin embargo, la manera en que anotó los tres goles, el instante de la definición y el impacto anímico en el rival fue determinante en la inobjetable victoria del equipo local.

Los “Caballeros” recuperan la inspiración. El juego mental está subiendo y la serie se inclina en favor de Vegas Golden Knights sobre San José Sharks.

Los Golden Knights arrancaron con una alineación de primer nivel, con la consigna de establecer condiciones desde el inicio: empezaron el partido Paul Stastny (26), Mark Stone (61), Max Pacioretty (67), Nate Schmidt (88), Deryk Engelland (5) y Marc-André Fleury (29).

Con la tarea de detener al defensa grandote Erik Karlsson (65) y cometer menos errores, los jugadores saltaron a la pista de hielo, el domingo 14 de abril de 2019.

Justo a 16 segundos de iniciado el encuentro, Mark Stone (61) anotó un impresionante gol. Bastaron tres golpes al disco para que se “anidara” en el ángulo izquierdo del portero Martin Jones (31). El defensa Mark Stone (61), fue asistido por Nate Schmidt (88) y Deryk Engelland (5), en lo que fue anunciado como el gol más rápido en la historia de los playoffs para la franquicia local y segundo en toda la liga.

Al minuto cuatro de juego, Alex Tuch (89) realizó una descolgada y disparó con potencia, pero el tiro fue atajado por el portero Martin Jones (31). El nerviosismo en los “Tiburones” era evidente, no se habían recuperado del “madruguete”.

Poco a poco empiezan a hilvanar su ataque, pero la defensa local está bien concentrada.

Tomas Hertl (48) sacó un tiro rasante, peligroso, que fue bien atajado por Marc-André Fleury (29).

Uno de los factores que propiciaron la derrota de Golden Knights en San José, en el primer juego de la serie, fue la indisciplina que le costó valiosos minutos de ausencias. En esta ocasión, los castigos para San José Sharks fueron de gran beneficio. Al minuto 10 del primer tercio, Evander Kane (9) recibió un castigo de dos minutos por jugar “sucio” con el bastón, a eso se sumó el de Tomas Hertl (48), con lo que dejaron a su equipo a merced de los “Caballeros”, que aprovecharon la superioridad numérica y anotaron el segundo gol de la noche por conducto del veterano defensa Max Pacioretty (67), quien consiguió el segundo para su cuenta en playoffs, en esta ocasión, dentro del tiempo de “Power Play”.

Vegas Golden Knights estuvieron “apedreando el rancho” de San José Sharks, es tal el furor por anotar que en ocasiones el disco rebota entre compañeros. En casi todo el primer periodo Marc-André Fleury (29) no tuvo trabajo, sin embargo, a cuatro minutos de concluir el primer periodo, un grave error de Jon Merrill (15) propició que Kevin Labanc (62) anotara de manera polémica en la portería local. La jugada fue revisada en el VAR y se decretó buena. Eso generó entusiasmo en los “Tiburones” que estuvieron a punto de anotar el gol del empate cuando agonizaba el primer tercio; Joe Paveleski (8) disparó de media distancia y el disco pegó en el travesaño de la portería defendida por la estrella Marc-André Fleury (29).

En el primer periodo, Vegas Golden Knights efectuaron 20 tiros a gol, mientras que San José, únicamente 12.

– Segundo periodo

“Silly San José, a los Tiburones no le cae bien el desierto”, se leía en una pancarta.

El ex-columnista de Las Vegas Review-Journal especializado en boxeo Kevin Iole, giró la palanca de arranque de la sirena con lo que da inicio el segundo periodo. Lo hizo tan bien que, a 29 segundos del inicio, cayó el tercero para los “Caballeros”. Paul Stastny (26), anotó su primer gol en playoffs, asistido por Mark Stone (61) y Max Pacioretty (67).

El control del disco fue la clave en los primeros minutos del segundo tercio. Marc-André Fleury (29), se lució al minuto 6 con una atajada a una mano, en el aire.

El “Tiburón”, Kevin Labanc (62), que anotó el primer gol de su equipo se fue castigado dos minutos por tropezar al rival. Luego el alero Alex Tuch (89) lo retó a una pelea, pero no aceptó: “el tiburón resultó charalito”. Lo castigaron dos minutos por interferencia.

El jugador Paul Stastny (26), al minuto 17, anotó el cuarto gol para VGK, asistido por Mark Stone (61) y Shea Theodore (27).

El cierre del segundo periodo fue caótico, con un zafarrancho que involucró a varios jugadores, entre empujones e insultos, Brenden Dillon (4) y Joe Thornton (19), fueron penalizados por juego rudo y propinar un cabezazo al rival. Aquí Max Pacioretty (67) y Paul Stastny (26), “perdieron lo caballero” y se liaron con los rivales a golpes.

– Tercer periodo

El quinto gol entró en el primer minuto del último tercio, a los 36 segundos, por conducto de una soberbia jugada de Mark Stone (61), a pase de asistido de Jonhatan Marchessault (81).

A esas alturas para San José Sharks era más fácil que se llevaran más cuero, que lograran acercarse en el marcador.

Y Fleury (29) jugando con inspiración, no se veía por donde los “Tiburones” sacarían la casta.

“¡Les dieron hasta para llevar!”

Con una ventaja de cuatro goles y el ánimo por los cielos, solo fue cuestión de manejar el partido.

Brayden McNabb (3) anotó un autogol, pocos segundos después San José Sharks anotó el tercero en su cuenta por conducto de Timo Meier (28), para colocar el marcador 5-3.

Poco les duró el gusto, pues en una jugada magistral, de maestros, con gran coordinación y profundidad, Vegas Golden Knights hicieron quedar en ridículo a la defensa de San José Sharks, Mark Stone hizo el “hat trick” y el público aventó las gorras a la pusta.

Sin duda, el momento climático fue la consumación del “triplete” del jugador que llegó de refuerzo a Las Vegas, y ha respondido con creces a la confianza que depositaron en su trabajo.

Como “broche de oro”, Ryan Reeves (75) se aventó un “tiro” (pelea) con Evander Kane (9) y hasta en los golpes se impuso el talento local.

La serie siguió en casa el martes 16 de abril de 2019, luego regresa a San José el jueves 18 y, de ser necesario vuelven a Las Vegas el domingo 21, para cerrar la serie en San José el 23 de abril de 2019.

Contacte a Frank Alejandre en: falejandre@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Add Event

You May Like