Viven la pasión del mundial en Las Vegas

“Hay algunos jugadores que bajaron el ritmo de trabajo, el nivel que mostraron frente a la selección de Alemania, y eso puede acarrear problemas ante estos jugadores asiáticos que vinieron a quedar en la raya”, comentó Óscar Campos, uno de los aficionados de la Selección Mexicana de Fútbol que obtuvo una importante victoria el sábado 23, en una participación mundialista, hasta este momento, de niveles históricos.

El partido fue transmitido en el Railhead, dentro del Boulder Station y, quizá también haya sido un aforo histórico, porque el coso estuvo lleno, pletórico de una legión de aficionados que apoyaron en todo momento al Tricolor.

“El triunfo de hoy me pareció espectacular, tengo esperanzas en que avancemos con los nueve puntos”, comentó Mario Regalado, un aficionado que se pintó los colores de la bandera de México en el rostro y anduvo haciendo la ola enmascarado con un personaje que no es muy querido entre la comunidad mexicana, el mismo presidente Donald Trump.

Por cierto, El Tiempo dio cobertura a la visita del presidente Trump a Las Vegas, una participación en la Convención Republicana de Nevada en el Suncoast y una posterior mesa redonda con donadores en el South Point.

Corea del Sur planteó un juego basado en velocidad, sin embargo, no tuvieron contundencia en las pocas opciones de llegada al marco defendido por Memo Ochoa. México tuvo el control de la pelota, la distribuyó en la cancha, generó peligrosas llegadas, pero no fue sino hasta el minuto 25, que abrió el marcador, por medio de un tiro penal magistralmente cobrado por Carlos Vela, uno de los mejores jugadores que tiene el Tricolor.

“Estamos muy contentos con la respuesta del público a la convocatoria de tener los partidos de México en los Station Casinos, hoy tenemos casa llena, hay gente que se quedó afuera, estamos tratando de acomodarlos en otros sitios del Boulder, para que todos disfruten el partido”, comentó a este semanario, Rosana Romero, sobre la insólita cantidad de aficionados que se dieron cita desde muy temprano para ver jugar al Tricolor ante Corea.

El ambiente en el Boulder fue, en evidencia, familiar, ya que muchas parejas llevaron a sus hijos para juntos vibrar con las incidencias del juego.

En el medio tiempo, se rifaron algunos regalos, camisetas y gorras, así como boletos para los conciertos de Ángeles Azules y Yuridia en Las Vegas.

Las modelos Nicole y Alejandra se encargaron del atractivo visual y también de entregar los boletos y regalos a los afortunados ganadores.

La segunda parte del partido fue dominada por México, que incrementó el marcado por conducto de una jugada que Irving Lozano armó y pasó a Javier Hernández, quien “chichareo” el balón y lo anidó en la portería de Corea del Sur.

Ya en tiempo de descuento, los asiáticos anotaron el de la honra, al minuto 91:50, complicando las cosas en el grupo F, donde Alemania y Suecia se verían las caras más tarde en el día.

Ese juego fue de alarido. Los teutones estuvieron en el tiempo reglamentario, prácticamente eliminados, se irían en la fase de grupos a casa, algo insólito e inesperado para un campeón defensor.

Alemania anotó el gol del triunfo ante Suecia en el minuto 94:30, considerado por muchos como un gol milagroso, que le permite al cuadro teutón mantenerse en la competencia y, además, poner las cosas color de hormiga para la tercera jornada de la fase de grupos, donde México ahora deberá ganar o empatar ante Suecia, si quiere seguir en búsqueda de llegar al famoso “quinto partido”.

El miércoles 27 quedarán definidas las posiciones de los equipos ara la segunda ronda.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like