“Cachao” López, la leyenda de la música cubana que inventó el mambo

A 100 años de su nacimiento, el músico y compositor Israel López, conocido como “Cachao”, se convirtió en una leyenda de la música cubana por su extraordinario manejo del bajo y sus interpretaciones de mambo y jazz afrocubano.

A lo largo de su trayectoria tocó con grandes artistas como Tito Puente y Tito Rodríguez, María Dolores Pradera, Celia Cruz, Gloria y Emilio Estefan, y su talento fue galardonado con dos premios Grammy en 1995 y 2005; un Grammy Latino en 2003; el título de Doctor Honoris Causa otorgado por el Berklee College of Music y una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Entre sus melodías más famosas destacan “Cachao y su ritmo caliente”, “Jamm session with feeling”, “Descargas cubanas” y “Camina Juan Pescao”.

Descendiente de españoles e hijo de profesores de contrabajo, “El Rey del Mambo”, quien nació el 14 de septiembre de 1918, incursionó en la música a los ocho años como percusionista de bongós en el conjunto Bella Mar. Su abuelo le puso de niño el apodo “Cachao” por el ritmo cachondeo.

Luego de su labor como amenizador musical de películas mudas en el Teatro Carral, de Guanabacoa, ingresó, con sólo 12 años, como contrabajo en la Orquesta Filarmónica de La Habana, donde tocaban su hermano mayor, Orestes, y su padre.

Aunque con la sinfónica permaneció 30 años y conoció a importantes directores e instrumentistas, “Cachao” López también le apasionaba la música popular, como guaguancós, guarachas, rumbas, incluso participaba en las populares descargas o “jam sessions”.

En 1937, junto con su hermano Orestes, inventó el mambo sobre una variación del ritmo del danzón, que revolucionó la música cubana y hasta la manera de bailar de los cubanos, pero fue hasta la década de los 50 que el músico Dámaso Pérez Prado lo popularizaría internacionalmente.

En 1962 se fue a España, donde tocó en cabarets y salas de fiesta; posteriormente vivió en Nueva York, Las Vegas y finalmente en 1978 fijó su residencia en Miami, Estados Unidos, donde estaba más cerca de sus compatriotas.

Fue pianista de “night club”, tocó en fiestas y acompañó a cantantes, entró en la Sinfónica de Miami e interpretó zarzuelas y óperas, mientras en su tiempo libre continuó interviniendo en las célebres descargas.

A principios de la década de los 90, el actor de origen cubano Andy García mostró su talento con el documental “Cachao, como su ritmo no hay dos” (1993) y dos años después el mundo de la música reconoció su trabajo con un Grammy al Mejor Disco Latino por su “Master Sessions”, el primero de una trilogía sobre su carrera. Su segundo Grammy lo obtuvo en 2005 por el disco “¡Ahora sí!”.

Actualmente, el trabajo de “Cachao” López, quien participó en la composición de al menos tres mil temas, es un referente para conocer la historia de la salsa, incluso su talento se puede apreciar en el disco “Mi tierra”, de Gloria Estefan, y en la película “Two much”, de Fernando Trueba.

En abril de 2006 actuó en Miami en el auditorio James Knight Center, junto al trombonista Generoso Jiménez y al trompetista Alfredo “Chocolate” Almenteros, en un concierto organizado por Andy García.

En octubre de 2007 recibió el Premio Fama por su trayectoria y contribución a la música latina que otorga la revista estadunidense “Fama”; su último trabajo musical lo realizó con Gloria y Emilio Estefan en el álbum de la cantante “90 millas”. Falleció el 22 de marzo de 2008 en Miami, a los 89 años, a consecuencia de una enfermedad renal.

Add Event

You May Like