De Iztapalapa para Las Vegas

En la playa artificial del casino Mandalay Bay, la agrupación mexicana de cumbia, los Ángeles Azules se presentaron el viernes 21 de septiembre en una breve visita a Estados Unidos que además incluyó, California, Arizona y Washington. Todo esto por la promoción de su último material discográfico titulado De Plaza en Plaza.

Este disco se grabó en vivo en distintas locaciones de Yucatán, México, contó con colaboraciones de artistas reconocidos como el Fito Páez, Gloria Trevi y Pepe Aguilar, entre otros que es difícil dejar fuera de la lista, este tipo de trabajo, los originarios de Iztapalapa en la Ciudad de México, lo vienen realizando desde el 2013.

Ya no se puede decir si es un “segundo aire” de Los Ángeles Azules, ya que su carrera siempre ha tenido obstáculos, como varios de sus ex integrantes aprovecharon la popularidad con la orquesta, han lanzado sus propios proyectos confundiendo al público si fue un cambio de nombre o de integrantes, por eso se han ganado el apodo de “los siempre imitados, jamás igualados”.

Los Ángeles Azules tienen grandes éxitos a lo largo de su trayectoria musical, sobre todo en la década de los años 90’s fue su mayor apogeo, la competencia de otros géneros musicales que se han hecho populares, como el duranguense o el reggaetón los fue dejando rezagados en el gusto del público, ya que siempre se han mantenido firmes en la cumbia.

No contaban con que el productor de música electrónica Camilo Lara, líder del colectivo de DJs Instituto Mexicano del Sonido (I.M.S.), les propusiera realizar sus canciones con rockeros como Jay de la Cueva de Moderatto, Saúl Hernández de Caifanes, Ximena Sariñana y Vicentico de Los Fabulosos Cadillacs, el gran lanzamiento de este proyecto fue en el festival Vive Latino 2013.

Así que de nueva cuenta “Las maravillas de la vida”, “Juventud” o “Mis sentimientos”, regresaron a ser programadas en la radio, pero con una nueva generación como público, y un golpe nostálgico a sus contemporáneos que recordaron las fiestas familiares o con los amigos al ritmo de “El listón de tu pelo”. Estas mismas también las tocaron en su concierto de Las Vegas.

En su presentación, la playa lució llena sobre todo de público mexicano, el mayor arraigo de estos músicos es de la CDMX, así que el grito de cu-cu-cumbia como en un sonido urbano y las notas del acordeón del comienzo de “Como te voy a olvidar”, enchinaron la piel del respetable, que aplanaron la arena para hacerla pista de baile.

“Esta se las dedicamos a todos los mojados”, dijo Jorge Mejía, “pues están en la alberca así que por eso están mojados por lo menos de los pies”, bromeó el compositor, antes de interpretar la “Cumbia del infinito”.

En trajes azules, los hermanos Mejía, como desde 1983, salieron al escenario acompañados de otros músicos. Interpretaron versiones originales de sus canciones y sus cumbias rítmicas sin lírica, “Mi niña mujer”, “Cumbia picosa”, “Cumbia del acordeón”, “Toma que toma”, fueron parte de su repertorio, dejaron para cerrar con broche de oro “17 años”.

Add Event

You May Like