79°F
weather icon Clear

El prolífico cantante de blues y soul, Bobby Jonz, muere por COVID-19

Nació en el suelo de una plantación de algodón en 1936, un comienzo humilde para una voz fastuosa.

Ochenta y cuatro años más tarde, una vida de música ha llegado a su fin.

El 21 de julio, el prolífico y viajero cantante de blues y soul, Bobby Jonz, falleció en el VA Medical Center de North Las Vegas, en su ciudad natal adoptiva de Las Vegas, tras contraer COVID-19.

El coronavirus le dio un golpe duro a su familia: su hermano murió de eso en marzo. Su antigua novia, Easter Morris, que era parte de sus espectáculos, donde le encantaba bailar con su música, murió de la misma enfermedad la semana anterior a la muerte de Jonz. Pero para entonces, Jonz ya estaba hospitalizado y en coma.

Él nunca se enteró de la muerte de Morris.

“Tenía un miedo mortal de contraer COVID y se quedó encerrado los últimos meses”, relató Evan Lovefire, un músico y coordinador de la compañía discográfica de Jonz, Loveforce International.

“Se sometió a una cirugía de corazón hace un año y medio y padecía diabetes. Por eso tenía tanto miedo, porque sabía que tenía otras condiciones. Pero de alguna manera, le afectó de todos modos”.

Pero no antes de que Jonz compilara una discografía de más de 200 singles y álbumes, que se remontan a los años 60.

“Talento natural”

Nacido Bob Willy Jones en Farmerville, Louisiana, Jonz fue criado hasta la edad de siete años por los dueños de la plantación que emplearon a su madre antes de que sus abuelos se hicieran cargo.

En su adolescencia, sirvió como chofer para el grande del country, Hank Williams, antes de embarcarse en su propia carrera musical. Jonz se mudó a Chicago en 1959, donde se convirtió en un acto fijo en clubes locales.

Cuando era más joven, no hizo muchos amigos cuando se trataba de otros cantantes”, dijo Lovefire, “porque normalmente se presentaba en un club (digamos que necesitaba un trabajo) se levantaba y empezaba a cantar, y muchas veces despedían a la persona que estaba allí y lo contrataban. Así de buen cantante era”.

Actuando como Bobby Jones, tocó con la influyente banda de blues The Aces. Publicó numerosos singles en los sellos de Chicago durante los 60 y 70, y varios álbumes de soul en las dos décadas siguientes, destacando éxitos como “In The Mood For Love” y “Sneakin’ & Freakin”.

Eventualmente cambió su nombre artístico a Bobby Jonz para evitar confusiones con el cantante de gospel Bobby Jones.

Fue su mezcla del norte y el sur lo que se convirtió en la firma de Jonz.

“Era muy interesante porque era conocido por los sonidos soul y blues de Chicago”, indicó Lovefire, “pero también tenía una carrera muy fuerte con el soul sureño”.

La guitarrista Honey Davis, que empezó a tocar con Jonz después de trasladarse a la ciudad en 2011, viajó una vez con él a Luisiana, donde Davis vio de primera mano la popularidad de Jonz en la región.

“Era una estrella del soul sureña”, describió Davis. “Tenía un talento natural; no era nada que tuviera que intentar hacer, sólo le salía bien”.

Jonz, que se mudó a Las Vegas hace más de tres décadas, tenía un catálogo profundo y diverso, e hizo música que fue lanzada en una variedad de sellos, incluyendo el corte de un disco con el grupo de blues The Mannish Boys en 2008.

“Podía cantar cualquier cosa”, comentó el ahijado Charles “Stix” Taylor, un baterista de Las Vegas que tocó con Jonz. “De hecho, también estaba trabajando en un álbum country. Era muy versátil, un buen líder de banda y una buena persona, buen amigo, buen padre. Era un gran hombre”.

Un cantante hasta el final

Jonz continuó cantando hasta los 80 años, tocando localmente en lugares como City Lights, Texas Station y Shifty’s Cocktail Lounge, donde una vez fue anfitrión de un evento de micrófono libre.

“No tenía ningún problema en compartir ese escenario con nadie, independientemente de si eras un novato o un profesional, te trataba como a un profesional”, dice Taylor, que tiene su propia estación de radio en línea, Stix FM Radio, que dedica una hora a lo mejor de la música de Jonz todas las noches a las 9 p.m. “Así es como era él, tenía un gran corazón”.

Jonz continuó siendo una presencia constante en el estudio de grabación, firmando con Loveforce International a principios de este año y lanzando algunos sencillos desde entonces.

“Era un gran ancla para nosotros”, afirma Lovefire. “Todos en la discográfica lo amaban. Tenía un gran sentido del humor, contaba buenos chistes e historias”.

“Es tan desgarrador porque estábamos hablando de lanzar música nueva”, añade. “Todavía tenía mucha música en él”.

Jones deja atrás a su ex esposa, JoAnn Jones, sus hijos Karen Harris, Bobbye Carla Jones, Joseph Jones, Keely Jones y Millard Alexander y numerosos nietos. Jones tuvo otra hija, Sheila Mitchell Campbell, que murió. Los familiares de Jones lanzaron una campaña de GoFundMe para ayudar a cubrir los gastos de su funeral.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Nueva campaña publicitaria

La Autoridad de Visitantes y Convenciones de Las Vegas (LVCVA, por sus siglas en inglés) emprendió una campaña para impulsar el turismo, para incentivar a la gente que visite la ciudad y disfrute de las amenidades que ofrece.

Allegiant Stadium tendrá un club nocturno

El Wynn Field Club, de 11 mil pies cuadrados, se encargará de llevar la fiesta a la zona norte del estadio de dos mil millones de dólares, según anunció el lunes Wynn Resorts.

Caesars Palace reabrirá su buffet

Bacchanal Buffet, que pasó por una renovación multimillonaria, aceptará reservaciones por primera vez.

AfinArte Music sigue en ascenso

AfinArte Music, el sello discográfico de música Regional Mexicana que ha lanzado las brillantes carreras de actos populares a nivel mundial como El Fantasma y Los Dos Carnales, sostiene su ascenso en 2021 como uno de los principales sellos discográficos de la música latina actual.

40 años endulzando el paladar de Las Vegas

Con una tradición familiar de más de 40 años de experiencia Ethel M es la fábrica de chocolates más antigua de Nevada. Fue establecida en 1981 por Forrest Mars, quien se mudó a Henderson para disfrutar su retiro.