El regreso de Dr. Hizteria

Todavía con el arrullo de las canciones interpretadas por Enanitos Verdes y Hombres G, en el Joint del Hard Rock hotel & casino, los seguidores del buen rock’n roll, se desplazaron al Vinyl, para deleitarse con el regreso a los grandes escenarios de la agrupación pionera Dr. Hizteria, quienes, en esta ocasión, se acompañaron de Samy Gana para reforzar una noche pletórica de buena música y profundos mensajes en sus canciones.

Presentados como el “After Party”, los talentosos músicos locales, coronaron el inicio de una gira histórica que empezaron el viernes primero, los –argentinos- Enanitos Verdes y los –españoles- Hombres G.

En charla exclusiva con El Tiempo, Ricardo y Martha Robles, baterista y “gritante” de Dr. Hizteria, respectivamente, recordaron sus inicios, su rápido ascenso en la competida escena local y su abrupto retiro, una ausencia que se prolongó por algunos años.

La vida tiene etapas y en el proceso, la consolidación de una familia es fundamental.

Para ellos la familia tiene un significado muy especial, saben muy bien que los lazos de la sangre son irrompibles e incorruptibles, “a los amigos los cultivas con el afecto cotidiano, la solidaridad y detalles, a la familia no la escoges. En nuestro caso, somos afortunados de que nos queremos mucho, nos llevamos bien y compartimos casi todas las cosas que nos han dado grandes satisfacciones en la vida”, explicó Martha, contenta de su regreso al micrófono.

Martha se ha convertido en mamá, una responsabilidad que asume con seriedad, una actitud que contrasta con la energética vocalista que aún brincotea en el escenario como en sus años mozos.

Ricardo Robles, baterista de profesión y motociclista por convicción –o viceversa-, compartió que “estamos muy contentos, alegres de poder volver a ver y saludar a nuestros amigos, en el regreso a nuestros orígenes, a nuestra esencia, a la música.”

La propuesta de tocar en el “After Party” de los Huevos Revueltos, fue concebida por Marcos Franco y el guitarrista de los Enanitos Verdes, Felipe Staiti. “Fue una buena idea y así pudimos juntarnos, después de algunos años de invernadero, en los que –por ejemplo- David Cornejo formó una gran familia con cuatro hermosos niños”, destacó Robles.

Es un proceso natural para una de las bandas más emblemáticas del rock en español en Las Vegas, “nos reunimos hoy para seguir adelante trabajando con mayor energía y madurez. Pronto les dejaremos saber dónde volveremos a tocar.

El baterista, quien también compartió espacios con Nebula X, otra “bandononona” de la ciudad, agregó que su más reciente material discográfico fue producido por Felipe Staiti, un disco de 11 canciones propias que se grabó en esta ciudad, con la asistencia de un grupo de expertos argentinos que vinieron desde Mendoza, donde radican ahora los músicos, luego de haber vivido 14 años en Hermosillo, México.

“Ellos escucharon un demo que les presentamos, les gustó nuestro estilo y decidimos trabajar juntos”, agregó satisfecho del producto que salió de esa colaboración con una leyenda del medio.

El disco se llama “Hizteria” y tiene una profunda influencia de Enanitos Verdes, “por ejemplo Penas refleja mucho el estilo que ha consolidado a la agrupación argentina en todo el mundo”, dijo.

You May Like