63°F
weather icon Clear

Un radiante ‘Sol’ se hizo presente en el Coliseo del Caesars Palace

Luis Miguel gritó ¡Viva México! en The Colosseum del Caesars Palace.

Luego de su regreso a los escenarios, con nuevo material discográfico y diversas presentaciones de su gira ¡México por siempre!, Luis Miguel regresó a la ciudad de Las Vegas, en donde ofreció cuatro conciertos; el 12, 13, 15 y 16 de septiembre de 2019.

El cantante dió el grito de Independencia con sus seguidores y también festejó con turistas, como Josephine Rauda, quien estuvo acompañada de su mamá, Ana Isabel Ortega, en el concierto de apertura, realizado el jueves 12 de septiembre. “Nunca había visto a Luis Miguel en vivo, supe que había interrumpido sus presentaciones en el Coliseo del Caesars Palace, pero ahora que está de regreso no me lo pude perder, le suplique a mi mami que me trajera, escucho sus canciones desde que era niña”, compartió la jovencita que cuenta con 15 años de edad. Con esto queda demostrado que el astro de la canción ya rompió las barreras generacionales, ya que, en su prolífica carrera de 37 años, ha cosechado todo tipo de premios.

“Hoy es mi cumpleaños, y estar junto a mi hija cumpliendo su sueño de ver a Luis Miguel es algo que vamos a tener de grato recuerdo por toda la vida”, señaló la señora Ana Isabel.

El Sol de México, como también es conocido el artista es un fenómeno, “tiene una tesitura de voz extraordinaria, nadie puede hacer las notas como él, canta muy bonito. Además, le gusta a mi mamá. Yo lo sigo desde que lanzó su producción ‘Romances’. Tengo todos sus discos, de hecho, cuando hago ejercicio, yo me relajo escuchando las interpretaciones de Luis Miguel”, acotó la joven.

“Es un ícono, algo diferente, es como un sol que ha abierto fronteras para otros artistas, con él se ha ganado el respeto a la música latina en general”, externó Josephine Rauda.

Luis Miguel se ha convertido en uno de los iconos más grandes de la música latina en el mundo, tanto por su extraordinaria voz como por su versatilidad en diferentes géneros como pop, bolero, mariachi y balada romántica.

Vestido en forma impecable como es habitual en él, salió al escenario con traje y corbata negra, camisa blanca, Luis Miguel mostró su recuperada figura que en los últimos años le fue criticada por un evidente sobrepeso, con algunas zonas de su pelo cubiertas de nieve (canas).

Algunas de las canciones más celebradas de la velada fueron sus éxitos “Nosotros”, “Miénteme” y “Te necesito”, “Suave”, “Amor, amor”, “La incondicional”, “Amante del amor”, “Fría como el viento” y “Tengo todo excepto a ti”, entre otras.

En la presentación de más de dos horas, Luis Miguel se vio relajado y contento, lució muy sonriente y dinámico, en ratos invitaba a ponerse de pie a los presentes y a cantar con él, por fin logró prender a sus fanáticos, en suma, fue una noche mágica.

Luego se hizo acompañar del mariachi, entonces el público aplaudió éxitos como “La Bikina”, “Amorcito corazón”, “Negrita de mis pesares”, “Si nos dejan”, “El viajero” y “Cielito lindo”, entre otros reconocidos exitos.

Sin duda, el Coliseo del Caesars Palace se engalanó con uno de los artistas más completos que tiene México. Con certeza se estableció un récord, para que él lo rompa el próximo año.

Contacte a Frank Alejandre en: falejandre@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.