Enrique Iglesias de carne y hueso

El cantante español Enrique Iglesias se presentó en el Coliseo del renovado Caesars Palace el 15 y 16 de septiembre de 2018, logrando llenar de manera consecutiva, uno de los foros emblemáticos de esta ciudad. Un espacio destinado para los grandes, para los consagrados de la música.

Una legión de admiradores viajó a Las Vegas para celebrar con él, la independencia de una nación que le abrió las puertas de su corazón: México.

La ironía es que el país azteca justamente se liberó en 1810, del yugo que los españoles tenían sobre la gente del continente al que ellos conquistaron. Pero eso es “harina de otro costal”.

Aquí, lo que el cantante demostró -y dejó constancia- es que es una persona humana, muy querida por el público, sus canciones siguen en los primeros planos, ha realizado trabajos conjuntos con otras estrellas del firmamento musical como Gente de Zona, Pit Bull, Marco Antonio Solís y otros.

En esta ciudad, una de sus admiradoras, Karla Trejo, se tatuó la firma de Enrique Iglesias en el hombro.

Si duda, Enrique tiene estrella.

En una charla previa, orquestada por Rafael Corominas, el promotor local que realizó una intensa campaña para edificar un puente entre los fans y el artista, El Tiempo le preguntó ¿qué representa para un artista, con un origen como el suyo, celebrar la Independencia de México?, una nación que le ha entregado su corazón y siempre le ha respaldado en su carrera. Además, en Las Vegas, donde residen casi 400 mil mexicanos.

“Estoy muy agradecido con el público de Las Vegas, siempre que vengo a esta ciudad me la paso bien”, dijo Iglesias haciendo referencia a los nuevos éxitos ‘El baño’ y ‘Mucho Miami’, colaboraciones con otros artistas que interpretó durante las dos noches que estelarizó en el Caesars Palace.

Enrique Iglesias fue criado en Miami, ha vivido la biculturalidad que tienen los latinos en Estados Unidos, con seguridad, permitirá que su familia, procreada con la estrella del tenis, Anna Kournikova, se exprese en tres idiomas.

Rafael Corominas tiene un concepto de Enrique Iglesias más allá de la relación promotor-artista. “La grandeza de un artista como él estriba en su actitud de humildad, de grandes valores morales y sentido humano, en un medio tan complicado como lo es la música, Enrique se muestra de carne y hueso”, dijo. Iglesias dejó abiertas las puertas para regresar el proximo año.

Add Event

You May Like