Entra en servicio nueva atracción en el Strip

Llega al Strip la actividad extrema de las tirolesas con la nueva atracción Fly Linq, una forma de “volar” de un lugar a otro suspendido en cables de acero.

Se trata de “Fly Linq, ZipLine”, el sistema de tirolesas única y más grande del Strip capaz de deslizar 10 personas a la vez, cuya inauguración estaba prevista para el 8 de noviembre, según lo dio a conocer hace unos días antes Caesars Entertaiment. Pero antes de abrir formalmente al público Fly Linq invitó a El Tiempo, el 1 de noviembre, para conocer de cerca este enorme sistema de torres y cables de acero para quienes gustan de emociones extremas.

Se ubica en The LINQ Promenade, la zona turística de restaurantes y atracciones al aire libre, cerca de la famosa Rueda de Observación “The High Roller”. Este sistema de tirolesas cuenta con 10 cables deslizables y dos torres de acero en los extremos; la primera de partida, de 114 pies de alto; la distancia entre una y otra es de mil 121 pies. La torre de llegada, a una altura de 54 pie, se ubica junto a la plataforma del High Roller.

Hay dos posiciones: sentado y de superhéroe, en posición vertical como volando. El Tiempo tuvo la experiencia en la posición que consideró más segura y la que más acostumbra, después de caminar.

Al llegar a la torre de lanzamiento empieza el protocolo de seguridad, con la firma de un documento. Sigue el ascenso en elevador que lleva a un sitio desde donde se tiene una vista espectacular del Strip. “La seguridad es prioritaria” dice la empresa mediante altavoces; entonces se deben depositar las pertenencias (incluidos teléfonos) en una bolsa que la persona lleva siempre consigo.

Los empleados colocan al cliente el equipo que lo mantendrá sostenido al cable; lo revisan una y otra vez hasta llegar a la plataforma de lanzamiento desde donde se tiene una vista amplia y al fondo la majestuosa High Roller. Luego que los empleados enganchan y revisan llega el momento: ¡A volar!

“¡Wow! ¡Emocionante!” El recorrido dura de 35 a 45 segundos, a una velocidad promedio de 35 millas por hora, es lo que se puede disfrutar al subirse a esta tirolesa. Esa tarde la mayoría de los “aventados” a experimentar fueron jóvenes, adultos y algunos niños. Pero también se pudo ver a una que otra persona mayor.

Información de la empresa dice que Fly Linq está construido a un costo de 20 millones de dólares, con la tecnología más avanzada en la materia, por la misma compañía que hizo posible The High Roller, la que ahora es la rueda de observación más grande del mundo.

De acuerdo con el diccionario de El Colegio de México, una “Tirolesa” es un sistema de cuerdas o cables, muy largos y resistentes, que se encuentra alineado y suspendido en el aire y colocado, casi siempre, en sentido descendente entre dos puntos, por el que se desliza una persona colgada de una polea para desplazarse.

Fly Linq funciona de 11:30 de la mañana a las 2:00 de la madrugada. El precio va de 25 en el día y 30 dólares por la noche.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like